Sevilla FC

La llamada a la puerta de Óscar Rodríguez

  • El talaverano enseña que puede ser más útil al equipo como mejor sabe, con su excelente golpeo

  • Ante el Borussia Dortmund contribuyó a meter al Sevilla en la eliminatoria

Óscar Rodríguez remata en posición acrobática un balón ante Fernando Rakitic. Óscar Rodríguez remata en posición acrobática un balón ante Fernando Rakitic.

Óscar Rodríguez remata en posición acrobática un balón ante Fernando Rakitic. / SFC

La salida de Óscar Rodríguez al campo en el segundo tiempo del duelo de octavos de final de la Champions ante el Borussia Dortmund tuvo muchos efectos terapéuticos para el Sevilla y fue clave para el estado actual de la eliminatoria. El centrocampista talaverano fue la última de las sustituciones que ordenó Julen Lopetegui y protagonizó la última ventana de cambios al salir por Joan Jordán en el minuto 74.

Se empezaba a ver todo perdido en Nervión, o más bien muy negro, pero la luz llegó a través de su bota derecha, donde el ex canterano del Real Madrid guarda un tesoro. Óscar sacó magia de su diestra y puso su mejor arma, un excelente golpeo a balón parado, al servicio del equipo cuando más lo necesitaba y de camino hace ver al cuerpo técnico que puede ser un jugador con más presencia en el equipo con minutos de calidad.

Primero rozó el gol con un lanzamiento de falta que se estrelló en el poste izquierdo de la portería defendida por Hitz y que rebotó incluso en el cuerpo del guardameta alemán para no convertirse en gol por verdadero milagro y después puso en la bota de De Jong en una falta lateral el tanto que da esperanzas al Sevilla de cara al partido de vuelta ya en marzo en el imponente estadio que recibe el nombre de Signal Iduna Park.

Para Óscar Rodríguez este respaldo, esta pequeña recompensa que le devuelve el fútbol, ha llegado en un momento oportuno, justo después de un periodo de inactividad tras salir de una lesión muscular que enlazó también con un positivo por coronavirus que lo obligó a guardar cuarentena domiciliaria. En total, más o menos un mes sin poder estar a disposición del entrenador guipuzcoano y en uno de los periodos más cargados de partidos.

El ex jugador del Leganés ya rayó a gran altura en varios partidos de Copa, casi la única competición en la que ha tenido participación activa desde su llegada al Sevilla. Marcó de falta directa ante el Linares y ha demostrado que puede ser una pieza importante en el bloque de Lopetegui ahora que llega otro tramo duro en el calendario para la plantilla.

Aunque la llegada del Papu Gómez puede haberle restado opciones al compartir en cierto modo posición en el campo, Lopetegui está haciendo partir al argentino más desde la demarcación de extremo, mientras que el talaverano sería un recambio para jugadores como Rakitic u Óliver Torres en el centro del campo.

Óscar Rodríguez llegó al Sevilla al final del pasado verano como apuesta personal del director general deportivo, abonando una cantidad que rondó los 13 millones de euros. Su juventud, sólo 22 años, es uno de sus principales avales. Criado en la cantera del Real Madrid, con cuyo juvenil fue campeón de España, cuajó una gran temporada en el Leganés en calidad de cedido que le sirvió para que Monchi, aparte de otros directores deportivos, se fijaran en él.

El centrocampista sevillista debutó en la selección española absoluta el pasado mes de septiembre, siendo ya jugador nervionense, tras la llamada de Luis Enrique para un doble compromiso ante Alemania y Ucrania correspondiente a la Liga de Naciones, debutando en el duelo ante los teutones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios