Mercado de Fichajes Sevilla FC

El falso mito de los intransferibles

  • El Sevilla, aunque se remite a las cláusulas en muchos de los casos, desearía obtener liquidez por cualquiera de su jugadores para poder fichar.

  • Lenglet está cerca de dejar 35 millones en la caja y el Barcelona puede hacer efectivo el pago entre hoy y mañana.

Franco Vázquez cuenta para Machín y Caparrós, pero no es intransferible. Franco Vázquez cuenta para Machín y Caparrós, pero no es intransferible.

Franco Vázquez cuenta para Machín y Caparrós, pero no es intransferible. / Victor Rodríguez

Comentarios 3

El Sevilla va a escuchar cualquier oferta que le llegue por cualquier futbolista. El mito de los jugadores intransferibles es en el club nervionense en el presente mercado más que nunca eso, un mito.

Todo se vende en las oficinas del Sánchez-Pizjuán y, de hecho, es precisamente lo que quieren en la secretaría técnica, que lleguen ofertas suculentas por sus futbolistas. Hay preferencias y todo el sevillismo sabe que el club espera y desearía recaudar dinero por Sergio Rico, David Soria, Muriel, Correa y si llegan ofertas, por Ben Yedder o por Franco Vázquez.

Caparrós y Machín no pueden decir a boca llena que éste o aquél jugador no se vende más allá de los nuevos refuerzos (lógico), hasta la fecha Roque Mesa, Ibrahim Amadou y Tomas Vaclik. Más bien al revés, pues el Sevilla quiere apuntar alto en sus incorporaciones (particularmente en lo que se refiere al delantero), el mercado está muy inflado y necesita liquidez.

El Sevilla suspira por que lleguen ofertas por Sergio Rico, David Soria, Correa, Muriel y..., por supuesto, por Pareja y Carriço

Eso no quiere decir que se vayan a malvender a los futbolistas. Es más, el club ha sido muy firme en dos casos muy concretos, con Lenglet y con N’Zonzi, quienes a día de hoy aún pertenecen a la disciplina nervionense, pero que puede que mañana no, en cuanto se empiece a mover el mercado de verdad. En el caso del segundo, su cotización se puede disparar tras clasificarse con Francia para la final del Mundial Rusia 2018, aunque el Sevilla tiene su tope en su cláusula.

De hecho, entre hoy miércoles y mañana jueves se espera que el FC Barcelona realice los primeros movimientos para hacer frente a la cláusula de rescisión de Lenglet. Lo puede hacer por varias vías, o depositando en la sede de LaLiga un talón con el Sevilla como beneficiario o a través de un notario que el club nervionense designe.

Evidentemente, que el Sevilla ya tenga en su cuenta 35 millones de euros va a hacer que se miren de otra manera las ofertas que lleguen por otros futbolistas que igualmente no van a tener el cartel de intransferibles, mientras otros tres están a expensas de que se paguen sus cláusulas: N’Zonzi (40), Banega (20) y Sarabia (18).

Aparte de los que pueden salir por su cláusula, otros como Ben Yedder o Franco Vázquez (deseado por el West Ham) tienen mercado

Por ejemplo, el Sevilla tiene conocimiento de que el West Ham está muy interesado en Franco Vázquez con un nexo claro de unión, Enzo Maresca. El italiano, en el cuerpo técnico de Manuel Pellegrini, conoce bien al Mudo no sólo por su paso por el club el año pasado con Montella, sino porque fueron compañeros y muy amigos en el Palermo. De hecho, Maresca recomendó a Monchi su fichaje y el jugador ha repetido varias veces que fue el salernitano quien le enseñó el himno del Sevilla y quien lo hizo sevillista en Italia.

Franco Vázquez supuso una inversión de 15 millones de euros y Caparrós estaría dispuesto a traspasarlo por una cifra similar. El utrerano busca futbolistas con más músculo y, aunque entra en los planes, todo se puede hablar si llega una oferta jugosa. Igual pasa con Ben Yedder, un jugador que ha hecho goles y que tiene buen cartel, pero por el que tendría que llegar una oferta fuera de mercado.

Joaquín Correa, un jugador por el que el Sevilla escucharía ofertas. Joaquín Correa, un jugador por el que el Sevilla escucharía ofertas.

Joaquín Correa, un jugador por el que el Sevilla escucharía ofertas. / Victor Rodríguez

El caso de Correa, también seguido por el West Ham, puede ser distinta, ya que el argentino no convence a los actuales técnicos y sí se aceptaría una oferta a la baja. Es un caso parecido al de Muriel, que no se ha revalorizado en el Mundial y que ocupa una plaza (además extracomunitaria) para ese delantero top que puede ser la guinda del proyecto. Dentro de este saco de nombres se pueden incluir los de los porteros, a los que casi se les está forzando a salir, y un escalón bastante inferior se sitúan casos complejos, con contrato en vigor y que ocupan plazas que Machín querría para nuevos centrales, como Pareja y Carriço.

En todo este asunto subyacen las premuras que (aunque de puertas afuera se nieguen) existen por apuntalar un proyecto en el que aún, a 15 días del estreno oficial, hay muchas incógnitas.A los responsables de la planificación se les llena la boca asegurando que nadie está descartado, ni siquiera Batshuayi. Plea es otro objetivo por el que el Sevilla ha ofrecido 20 millones, pero que está cerca de Alemania. Y en todos estos deseos está el trasfondo de que el Sevilla, de una manera o de otra, va a hacer caja y de que en Nervión no hay nadie intransferible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios