Sevilla FC

El primo de José Antonio Reyes regresó al Sánchez-Pizjuán

Juan Manuel Calderón posa junto a José Castro en el antepalco del Sevilla. Juan Manuel Calderón posa junto a José Castro en el antepalco del Sevilla.

Juan Manuel Calderón posa junto a José Castro en el antepalco del Sevilla. / M.G.

Juan Manuel Calderón vivió en directo el Sevilla-Levante y disfrutó del triunfo del equipo de sus amores, del equipo en el que se encumbró su primo José Antonio Reyes. El único superviviente del trágico accidente de tráfico del pasado 1 de junio, en el que perdieron la vida el eterno canterano y su otro otro primo, Jonathan Reyes, estuvo bastante tiempo en la UCI e ingresado debido a las graves heridas y quemaduras. Pero ya mostró su sonrisa junto a José Castro.

El primo de Reyes vio el partido en directo y se realizó una foto para dejar memoria del momento de su regreso al estadio nervionense en el antepalco del Sánchez-Pizjuán, en el mismo sitio donde miles de sevillistas despidieron a su primo Reyes en una multitudinaria capilla ardiente mientras él se debatía entre la vida y la muerte. La fortuna quiso que sobreviviera y ahora puede sonreír y recordar cariñosamente a su primo.

Juan Manuel Calderón lucía una camiseta en la que se aprecia un momento inolvidable: Reyes levantando la UEFA Europa League aclamado por compañeros, amigos y aficionados, en el estadio de Basilea. Fue el 18 de mayo de 2016, tras la épica remontada del Sevilla ante el Liverpool de Jürgen Klopp, vigente campeón de Europa hoy día.

El afortunado joven disfruta ya de las bondades, y duras realidades, de la vida cotidiana, aun con la traumática y trágica vivencia que le tocó en suerte. Aun con signos visibles de su accidente, que serán más profundos en el interior de su alma, Juan Manuel Calderón disfrutó del simple hecho de acudir al estadio de su equipo, el Sevilla Fútbol Club, el escenario en el que triunfó a lo grande su primo, quizá el futbolista de más talento que ha salido jamás de la carretera de su querida Utrera. En esa misma vía fue donde perdió la vida el pasado 1 de junio, cuando regresaba de un entrenamiento con el Extremadura, el último equipo que disfrutó de su genio y su duende inigualables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios