Sociedad

25 años sin Lola Flores, sus momentos más inolvidables

Lola Flores. Lola Flores.

Lola Flores.

Ya han pasado 25 años del fallecimiento de Lola Flores y, a pesar del tempo transcurrido, la artista sigue estando presente en la sociedad española.

"No sabe cantar ni bailar, pero no se la pierdan". Esto decía sobre Lola Flores el New York Times en 1979 al día siguiente del estreno de un espectáculo en el Madison Square Garden de la Gran Manzana.

Por esas fechas, la faraona ya triunfaba en España gracias a su carácter y su espontaneidad. Ella misma reconocía no ser la mejor en nada, pero la mezcla de su arte, su temperamento y su saber estar encima del escenario la convertían en un animal del espectáculo.

Al margen de su faceta artística, la matriarca del clan de los Flores protagonizó numerosos momentos inolvidables que ya son parte de la historia del siglo XX de España. Aquí van una selección de esos momentos, que pueden mostrar a quien no la conociera, el carácter y el modo de vivir de esta jerezana.

Íñigo, el pendiente, que es bueno

Se me ha caído un pendiente.

Lola se movía en el escenario como acostumbraba a hacerlo, con pasión desenfrenada y mucho brío, cuando ocurrió la tragedia. La artista notó la caída de uno de sus pendientes y, sin importarle la grabación, medio paró su actuación a la busca y captura de su joya. Al no encontrarlo, conminaba al director de programa. José María Íñigo, a encontrarlo.

La bata de cola

La bata de cola

La artista participaba en un debate modera por José Luis Balbín en su programa La Clave. Lola Flores hablaba de su sello de identidad, la bata de cola, cuando un comentario suyo que podía dar lugar a segundas interpretaciones causó la hilaridad de todos los contertulios y del público e general.

Inventó el crowdfunding: "Una peseta de cada español"

Una peseta.

En 1989 Hacienda sentó en el banquillo de los acusados a Lola Flores, reclamándole las declaraciones de la renta de los años 1982 y 1985. Tras ser condenada a 16 meses de prisión y a pagar 28 millones de pesetas, lo más controvertido de todo fue su petición a los ciudadanos: "si cada español diera una peseta, no a mí, sino a donde tienen que darla, saldaría la deuda y después me iría a un estadio con todos los que han dado esa peseta o esas cien pesetas y tomarme una copa con ellos".

"Si me queréis, irse"

Si me queréis, irse

Era marzo de 1988, y la hija mayor de la popular cantante, Lolita, se casaba con el argentino Guillermo Furiase en la localidad costasoleña de Marbella. En aquellos momentos la artista estaba en el punto álgido de su fama. Además, unas palabras de la novia en una entrevista unos días antes, invitando a la ceremonia nupcial a todo el que quisiera asistir hicieron el resto. La muchedumbre se congregó alrededor del templo parroquial e incluso dentro de él. Tanta era la bulla allí congregada que la boda no podía llevarse a cabo

Fue entonces cuando Lola Flores, dirigiéndose a los presentes, pronunció esa frase de "si me queréis argo, irse". A pesar de su petición, la boda tuvo que celebrarse en los salones interiores de templo, ya que el público se negaba a marcharse.

El coraje de vivir

El coraje de vivir

"Yo nacía un 21 de enero de hace 250 siglos (guiño de ojos incluido) en Jerez de la Frontera". Así comenzaba la serie de episodios autobiográficos que la artista grabó para Antena Tres sólo un año antes de su fallecimiento. El coraje de vivir era el título de estos programas, donde la faraona, en su salsa, narraba en primera persona la historia de su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios