Sociedad

Científicos descubren el cerebro de un pez de 300 millones de años

  • Se trata de la primera vez que se encuentran tejidos blandos en un fósil tan antiguo

Un equipo de científicos franceses y estadounidenses ha descubierto un cerebro fosilizado de 300 millones de años perteneciente a un pez hoy extinto de la familia de los tiburones y las rayas, que medía hasta 50 centímetros. Según reveló ayer el Centro Nacional de la Investigación Científica (CNRS) de París, es "la primera vez" que se encuentran tejidos blandos en un cerebro fosilizado tan antiguo.

Descubierto "por azar", la muestra hallada en Kansas (Estados Unidos) fue observada gracias a la técnica de la holotomografía por rayos X, que reveló una forma alargada y simétrica situada en una posición idéntica a la del cerebro, publican esta semana los investigadores en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. "La reconstrucción en 3D muestra las diferentes partes del cerebro, como el cerebelo, la médula espinal, los lóbulos ópticos y los nervios", apunta el centro, mientras que el cerebro anterior es la única parte que no se ha podido localizar, quizás por ser demasiado delgado para mineralizarse. Los investigadores sabían que estos peces tenían cerebro, pero este descubrimiento puede revelar los cambios de este órgano a lo largo de las principales transiciones de la evolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios