Sociedad

El Gobierno quiere regular el suicidio asistido antes del fin de la legislatura

  • El ministro de Sanidad, Bernat Soria, justifica el proyecto socialista aduciendo que la sociedad española es "moderna" · El PP cree que se trata de "otro globo sonda" para enmascarar la crisis económica

Comentarios 17

El Gobierno quiere regular el suicidio asistido antes de que acabe esta legislatura. El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, anunció ayer que el Ejecutivo va iniciar una reflexión sobre la legalización del suicidio asistido y no descartó que se pueda consensuar una modificación del Código Penal para permitir que un enfermo pueda recibir ayuda para poner fin a su vida antes del fin de la legislatura.

La reacción del Partido Popular no se ha hecho esperar. Para el vicesecretario de Comunicación y portavoz del PP, Esteban González Pons, que el Gobierno hable ahora de "liquidar al personal con cargo a la Seguridad Social" no es más que "otro globo sonda, otra cortina de humo" para intentar que no se hable de las "víctimas del paro".

Con espejos en los que mirarse como los de Holanda o Suiza, Soria confirmó que la reflexión sobre el suicidio asistido está "abierta" en el seno del Gobierno. En Holanda está permitido que el médico suministre al paciente, a petición del mismo, sustancias letales, en situaciones de sufrimiento intenso; en Suiza, un vacío legal permite ayudar a una persona a morir, a pesar de que la eutanasia está prohibida.

Soria, que reconoció que el suicidio asistido no es legal en España, mostró su esperanza porque el Código Penal "se ha cambiado ya muchas veces" y podría volver a hacerse para acoger esta materia. Con este objetivo se va a abrir un proceso en el que el Ministerio de Sanidad caminará de la mano con el de Justicia y que podría culminar antes de que termine la legislatura. Se da la circunstancia de que, precisamente, el ministro Bermejo se reunió el pasado mes de agosto con la Asociación Derecho a Morir Dignamente, cuyos protavoces le plantearon demandas relativas a la despenalización de la eutanasia y el suicidio asistido, además de otras relacionadas con el desarrollo de los cuidados paliativos en España.

"Esta reflexión nos puede llevar un año o un año y medio. Por tanto, yo no excluyo que sea en esta legislatura", apuntó Soria en una entrevista al diario El País en la que también señaló que el principio básico en el que se basará la reflexión es: el propietario de tu cuerpo eres tú.

"Nosotros respetamos la opción del ciudadano, que puede decir que no quiere ser sometido a la tortura que significa muchas veces el esfuerzo terapéutico, que a veces atenta contra su deseo", proclamó Soria que además aseguró "nuestra sociedad ha demostrado que es una sociedad moderna, que es madura y que está preparada para cualquier tipo de debate". Pero para el PP, el anuncio del ministro de Sanidad no es más que "otro globo sonda, otra cortina de humo" del Gobierno a la vista de que "no han conseguido ni con el aborto, ni con la memoria histórica, ni con la eutanasia que la gente deje de hablar de las víctimas del paro". Ahora, denunció, dan un "salto cualitativo" sacándose de la manga el tema del "suicidio asistido". En declaraciones a la Cadena Cope, recogidas por Otr Press, González Pons señaló además que en Holanda, donde este sistema está implantado, "los ancianos no quieren ir solos a los hospitales". "Nosotros estamos por la cultura de los cuidados paliativos, enfrentarnos al ensañamiento terapéutico, no con liquidar al personal con cargo a la seguridad social", apuntó.

El presidente de HazteOir, Ignacio Arsuaga, afirmó por su parte que la regulación del suicidio asistido que prevé el Ejecutivo "le confirma como el Gobierno de la muerte", ya que "apuesta por destruir la vida humana en el último momento". El presidente de esta asociación afirmó que el Gobierno "se cree con el derecho de decidir sobre la vida y la muerte y de actuar con aires totalitarios, incluso, con independencia de la Constitución".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios