Sociedad

Irlanda mantiene la cuarentena a los viajeros que procedan de España

  • El Gobierno de Dublín sólo incluye a 13 países en su "lista verde" y seguirá sus duras restricciones sobre los viajes para evitar rebrotes de coronavirus

La compañía aérea Ryanair ve excesivas las medidas adoptadas por el Gobierno irlandés La compañía aérea Ryanair ve excesivas las medidas adoptadas por el Gobierno irlandés

La compañía aérea Ryanair ve excesivas las medidas adoptadas por el Gobierno irlandés / efe

El Gobierno de Dublín mantiene sus duras restricciones sobre los viajes para evitar rebrotes de coronavirus y solo elimina la cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen a Irlanda desde 13 países europeos, entre los que no figuran importantes destinos vacacionales como España o Francia ni el vecino Reino Unido.

El Ejecutivo presentó este miércoles la esperada "lista verde", de la que también se ha caído Estados Unidos, entre tensiones internas y críticas del sector turístico, liderado por pesos pesados como la aerolínea irlandesa Ryanair, que considera excesivas estas medidas.

Irlanda, que, como el Reino Unido, no está dentro del espacio Schengen, pide a los todos los viajeros que lleguen a los aeropuertos y puertos del país, incluidos los residentes nacionales, que se autoaislen durante dos semanas.

Quedan exentos de la cuarentena 13 países europeos y dos territorios (Gibraltar y Groenlandia) que tienen un número de casos por cada 100.000 habitantes igual o menor que Irlanda: Malta, Finlandia, Noruega, Italia, Hungría, Estonia, Letonia, Lituania, Chipre, Eslovaquia, Grecia, Mónaco y San Marino.

La cuarentena tampoco afecta a los trabajadores considerados esenciales y a los viajeros procedentes de la provincia británica de Irlanda del Norte, que, no obstante, ya había relajado sus restricciones con la mayoría de países europeos, en línea con las otras tres regiones del Reino Unido (Inglaterra, Gales y Escocia).

El consejero delegado de la Asociación de Agencias de Viaje Irlandesas, Pat Dawson, advirtió este miércoles de que la publicación de la "lista verde" no "cambia nada" en esta "terrible situación".

En declaraciones a la emisora pública RTE, opinó que el levantamiento de las restricciones para 13 países "apenas tendrá impacto" sobre "los miles de puestos de trabajo" que están "en peligro" en el "sector del turismo y la aviación".

Por su parte, el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Simon Coveney, recordó que el "país está reabriendo poco a poco los viajes internacionales", si bien instó a la ciudadanía a que "pase las vacaciones" este verano dentro de la isla.

El Ejecutivo dio a conocer su decisión esta madrugada, después de una maratoniana reunión que comenzó el martes por la noche, dejando entrever que esta cuestión ha dividido a sus miembros, procedentes de los dos grandes partidos nacionales, el centrista Fianna Fáil y el democristiano del Fine Gael, más los Verdes.

Algunos ministros consideraban que la nueva medida puede enviar mensajes confusos a la ciudadanía, pues la posición oficial de Gobierno, de acuerdo con el consejo del Equipo Público de Emergencias de Salud Nacional (NPHET), sigue siendo que no se deben efectuar desplazamientos innecesarios al extranjero, independientemente de que ese destino esté o no en la lista.

"Si la recomendación sobre viajes para países incluidos en la lista verde no es diferente que la efectuada para otros países (en cuanto a poder desplazarse a ellos), entonces sería mejor que no hubiese una lista verde", advirtió ayer el viceprimer ministro y exjefe del Gobierno hasta el pasado mes, el democristiano Leo Varadkar.

No obstante, el Ejecutivo, tras publicar la lista, insistió hoy en un comunicado en que "las recomendaciones sobre salud pública" siguen "siendo las mismas", ya que la "pandemia no ha acabado" y "lo más seguro es no viajar".

Asimismo explicó que reforzará las medidas de vigilancia de la cuarentena de 14 días que deben seguir todos los pasajeros que lleguen a este país desde cualquier destino que no esté en la lista.

Dublín agregó que revisará la situación y la composición de la "lista verde" dentro de dos semanas.

Las últimas cifras oficiales indicaron este martes que no se registraron nuevos fallecimientos en las veinticuatro horas anteriores, lo que dejó el número de muertes en 1.753, y se detectaron 36 nuevos contagios, hasta un total de 25.802.

Sin embargo, las autoridades sanitarias han alertado sobre el repunte del índice de reproducción del virus y el aumento de la incidencia entre los más jóvenes, una situación que, de mantenerse, podría causar hasta 170 nuevos casos diarios en las próximas semanas.

Coveney señaló hoy que todos los viajeros, independientemente de que procedan de un país de la "lista verde", deberán rellenar un "formulario de localización online" a su llegada a Irlanda para que las autoridades puedan seguir los movimientos de los que tenga que autoaislarse.

El Gobierno, dijo, también creará una "línea telefónica específica" para asegurar que "todos los que lleguen" a este país reciben una "llamada de contacto" e "información sobre las últimas restricciones de la COVID-19".

El jefe de la diplomacia irlandesa, por contra, descartó la posibilidad de que se habiliten instalaciones para acomodar en un mismo lugar a aquellos que deben seguir la cuarentena de 14 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios