Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Salud

ONUSIDA advierte del déficit presupuestario en la respuesta mundial al VIH

Prueba contra el VIH

Prueba contra el VIH / Europa Press

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH (ONUSIDA) ha advertido de los déficits de financiación en la respuesta mundial al VIH, que siguen "limitando el progreso en áreas clave", especialmente para los grupos de personas vulnerables.

Así se ha puesto de manifiesto durante la 50ª reunión de la Junta Coordinadora del Programa (JCP) de ONUSIDA. A finales de 2020, solo se disponía de 21.500 millones de dólares para la respuesta al VIH en los países de ingresos bajos y medios, muy por debajo de los 29.000 millones de dólares que se necesitan para 2025 a fin de acabar con el sida como amenaza sanitaria mundial para 2030.

Asimismo, las capacidades de ONUSIDA se han visto mermadas por la falta de financiación del 'Marco Unificado de Presupuesto, Resultados y Rendición de Cuentas' (UBRAF). "Para lograr avances, salvar vidas y garantizar que las personas que viven con el VIH o corren el riesgo de contraerlo tengan acceso a los servicios y recursos que necesitan, la respuesta mundial al sida debe contar con todos los recursos necesarios", han defendido desde ONUSIDA.

En su discurso de apertura de la reunión, la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima, ha descrito que la respuesta a esta enfermedad está sometida a "una gran presión" debido a los nuevos retos provocados por la pandemia de Covid-19, la guerra en Ucrania y la crisis económica.

Sin embargo, sostiene que confía en que la 'Estrategia Mundial sobre el Sida 2021-2026', que se centra en acabar con las desigualdades que impulsan la pandemia, podría superar estas crisis "si cuenta con todos los recursos necesarios".

Por todo ello, la JCP ha hecho un llamamiento a los gobiernos donantes para que liberen pronto sus contribuciones hacia el UBRAF 2022-2026 y para que hagan contribuciones plurianuales; así como para que consideren firmemente la posibilidad de aumentar sus contribuciones para facilitar una respuesta sólida de ONUSIDA a la 'Estrategia Mundial sobre el Sida'.

Por todo ello, ha solicitado la rápida creación de un equipo de trabajo informal e inclusivo formado por miembros interesados de la JCP, observadores, copatrocinadores, delegados de las ONG de la JCP y otras partes interesadas para que ofrezcan opciones para resolver la crisis de financiación inmediata para el bienio 2022-2023 y para que informen a la mesa de la JCP a finales de julio de 2022 sobre los resultados y las recomendaciones de estos debates.

El Reino Unido aumente su financiación a 9 millones de euros

Por su parte, el Reino Unido ha anunciado un aumento de su financiación para hacer frente al VIH a 8 millones de libras para 2022 (9,3 millones de euros), frente a los 2,5 millones de libras de 2021 (2,9 millones de euros).

Además, Alemania aumentará su contribución a 6 millones de euros, frente a los 5 millones anteriores, en reconocimiento a ONUSIDA por su trabajo para ayudar a mantener los servicios de VIH y otros servicios sanitarios en situaciones de conflicto en todo el mundo, incluyendo Ucrania y los países vecinos.

Los miembros también han acogido calurosamente la contribución de Estados Unidos de 5 millones de dólares (4,7 millones de euros) adicionales para el trabajo de ONUSIDA, lo que eleva su contribución a 50 millones de dólares (47,2 millones de euros).

En su intervención ante la JCP, el director ejecutivo del Fondo Mundial, Peter Sands, también ha hecho un llamamiento para que ONUSIDA reciba una financiación completa.

"Financiar toda la respuesta al sida para acabar con esta enfermedad en 2030 significa financiar completamente a todos los socios", ha zanjado Sands. "La presencia de ONUSIDA en los países apoya todo el desarrollo y la ejecución de las subvenciones, garantizando que las propuestas de los países para los programas del Fondo Mundial estén bien diseñadas sobre la base de la ciencia, proporcionando datos vitales en tiempo real, y ayudando a los gobiernos a realizar cambios clave en las políticas y los programas y a resolver los cuellos de botella", añade.

A su juicio, es "clave" que tanto el Fondo Mundial como ONUSIDA estén "totalmente financiados" para asegurar un mayor progreso contra la pandemia del VIH. "El Fondo Mundial es esencial y ONUSIDA es esencial. Estas instituciones son tan importantes entre sí como para los países a los que apoyan", ha expresado.

En este punto, Byanyima ha afirmado que "los avances científicos en la respuesta al sida tienen el potencial de salvar muchas más vidas si se superan las desigualdades en el acceso". "Los recientes avances científicos, como las tecnologías de acción prolongada contra el VIH, tienen un gran potencial. ONUSIDA está creando alianzas para el acceso a los inyectables de acción prolongada y está colaborando activamente con copatrocinadores, científicos, el sector privado y la sociedad civil para avanzar en este sentido", ha explicado.

Sin embargo, ha matizado que la reciente reunión de la Organización Mundial del Comercio sobre una exención del acuerdo ADPIC no había logrado los avances esperados. "Las normas mundiales de comercio y propiedad intelectual siguen permitiendo a las empresas con ánimo de lucro establecer la política de salud pública durante las emergencias sanitarias mundiales. Y están eligiendo los beneficios en lugar de salvar vidas", ha lamentado Byanyima.

Finalmente, la JCP ha señalado la importancia de promover una educación sexual integral y de "aprovechar el poder de la educación para acabar con el estigma y la discriminación relacionados con el VIH y empoderar a los jóvenes que viven con la enfermedad".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios