Investigación

La vacuna COVID-19 y la extinción de los tiburones

Especie de tiburón Especie de tiburón

Especie de tiburón / AGENCIAS

Como apuntamos hace unos días, son muchos los descubrimientos que cada día expertos de todo el mundo presentan ante las sociedades científicas con el objetivo de combatir la Covid-19. Uno de los últimos tiene su origen en los tiburones, que cuentan con una sustancia llamada escualeno y se usa para fabricar las vacunas contra la COVID-19.

Esta necesidad tan alarmante a nivel mundial, unido al ya registrado abuso en su pesca, abocan a este especie animal a entrar en peligro de extinción más pronto que tarde.

Por cada 10 tiburones que había en mar abierto en la década de 1970 actualmente nos hemos quedado en un promedio de tres; de las 31 especies estudiadas, 24 están ahora en peligro de extinción, y tres alcanzan ya la calificación de 'en peligro crítico', según un nuevo estudio publicado en la revista Nature

La sobrepesca es la principal causa de el peligro de extinción que tienen los tiburones conforme pasan los años, puesto que los avances en el proceso de su captura posibilitan pescar más cantidades con métodos masivos, pero como telón de fondo aparece con mucha fuerza la crisis sanitaria por la Covid-19.

Si existe una preocupación que aúne los esfuerzos de la humanidad en este momento es la de fabricar vacunas contra la Covid-19, que se están produciendo de forma masiva para alcanzar cuantos antes la ansiada inmunidad de grupo contra la pandemia. Y si para producir las vacunas es necesaria cierta dosis de escualeno, la ecuación es bastante clara. 

Administrar una dosis de la vacuna a todo el mundo requeriría 250.000 tiburones

El escualeno se extrae a partir del aceite del hígado de los tiburones y resulta un componente indispensable para ayudar a reforzar la respuesta inmune. La previsión es que se necesitarán millones de toneladas de escualeno para las vacunas del Covid-19, lo que supondría acabar con la vida de entre 2.500 y 3.000 ejemplares por tonelada.

Así las cosas, administrar una dosis de la vacuna a todo el mundo requeriría 250.000 tiburones, y si la inmunización completa requiere de dos dosis estaríamos hablando ya de la pérdida de medio millón de tiburones, haciendo especial hincapié en especies como el tiburón devorador y el tiburón peregrino, catalogadas como vulnerables, y que segregan una mayor cantidad de escualeno ¿Existen alternativas que permitan renunciar a la pesca masiva de tiburones? Desde Shark Allies, organización protectora de tiburones, piden que se opte por obtener esta sustancia mediante otros medios, como por ejemplo, a partir de plantas y bacterias, como se hace para el uso en productos cosméticos.

¿Qué supondría la extinción de los tiburones?

El problema de la extinción de los tiburones es que estamos ante una especie marina mucho más necesaria de lo que puede pensarse en un primer momento. Hay que recordar que algunas especies de tiburones tardan años en alcanzar la madurez reproductiva, lo que hace difícil su continuidad. La ausencia de tiburones pone en peligro la salud de ecosistemas oceánicos enteros, así como la seguridad alimentaria de algunos de los países más pobres del mundo, ya que se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria. Así, el rol que cumplen los tiburones en el ecosistema es fundamental y su posible extinción afectaría profundamente en la resiliencia y salud de los océanos, claves para la subsistencia del hombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios