El estado de alarma continúa en España

Vuelta al trabajo en plena pandemia: recomendaciones de Sanidad contra el coronavirus

  • El Gobierno repartirá mascarillas reutilizables ante la reactivación laboral de millones de personas tras finalizar la suspensión de las actividades no esenciales

  • Sanidad recomienda lavar también las gafas y el móvil ante el decisivo lunes de Pascua

Obra de la construcción aún con trabajadores y antes del decreto que determinaba su cierre Obra de la construcción aún con trabajadores y antes del decreto que determinaba su cierre

Obra de la construcción aún con trabajadores y antes del decreto que determinaba su cierre / José Ángel García

Las manos y la cara son elementos corporales básicos donde mantener a raya al coronavirus, pero no hay que olvidarse de otras extensiones del cuerpo humano.

Este lunes de Pascua va a ser un día decisivo en el combate a la pandemia con la vuelta al trabajo de los más de siete millones de personas que se dedican a las actividades consideradas no esenciales y no puedan guardar el confinamiento teletrabajo mediante.

El Gobierno hará un reparto masivo de mascarillas reutilizables, fundamentalmente en las estaciones de metro y cercanías, con el fin de evitar así el riesgo de un posible rebrote de contagios por las aglomeraciones que, en muchas ocasiones, suelen producirse y que impedirían, asimismo, que se pueda guardar la distancia de seguridad aconsejada,.

Y también serán muchas las personas que reactivarán su actividad laboral con ese animal de compañía llamado gafas y esa prolongación de la anatomía que es el teléfono móvil.

El Ministerio de Sanidad ha publicado una guía con motivo de esta vuelta en tromba al trabajo tras esta inédita Semana Santa sin procesiones (la primera desde 1933), que van a desarrollarse con menos armonía y sentir que las de las cofradías, una procesión de retorno a la vida laboral en la que se recomienda desinfectar los objetos que se hayan usado fuera de casa, que va a ser abandonada por millones de personas tras dos semanas de encierro en casa e hibernación de la economía con la suspensión de las actividades no esenciales que decretó el Gobierno el 30 de marzo.

A partir de este lunes de Pascua todo el personal laboral por cuenta ajena que preste servicios en empresas o entidades del sector público o privado que desarrollen esas actividades no esenciales deberán volver a su trabajo, salvo en las comunidades en las que es festivo (Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, La Rioja, Navarra y País Vasco).

Y salvo los que no puedan teletrabajar, obviamente, el confinamiento es la regla número uno.

Llaves, cartera, zapatos...

La limpieza de gafas y móviles, según detalla la guía de Sanidad, se deberá de realizar con un pañuelo desechable y solución alcohólica o, en su defecto, con agua y jabón. Además, aconseja dejar las llaves y la cartera en una caja cerca de la puerta, así como los zapatos, si bien en estos casos no detalla si es necesario desinfectarlos, aunque sí recuerda la importancia de lavarse las manos.

Fuera de casa, la guía publicada este viernes por el departamento que dirige Salvador Illa recuerda la importancia de evitar tocar superficies, los ojos, la boca o la nariz; mantener una distancia de entre uno y dos metros; limpiar frecuentemente el coche, con especial atención a las superficies que más se tocan; y lavarse frecuentemente las manos, ya que es una medida "más eficaz" que el uso de guantes.

Caso de que se haya estado en ambientes cerrados y en contacto continuado con personas, Sanidad recomienda que cuando se llegue a casa se separe, sin sacudir, la ropa que se haya usado, no sacarla hasta que se vuelva a utilizar o lavarla con agua caliente, y lavarse las manos después de manipularla.

Toda precaución va a ser poca ante la vuelta al trabajo y la consiguiente reocupación de los medios de transporte tras el parón en las actividades no esenciales, que ha dejado deja en casa a 7,4 millones de trabajadores, de cuatro sectores fundamentalmente.

Control y vigilancia

En concreto, en el de la construcción, con 1,276 millones de empleados y que aporta el 10% del PIB español. En la siderurgia, donde los afectados han sido al menos, 1,5 millones de trabajadores, teniendo en cuenta los de las compañías que se integran en la Confederación de Empresas del Metal (Confemetal). El de la automoción, que ocupa a cerca de 2 millones de personas, contando empleos directos e indirectos; aportando el 10% del PIB. Y la industria turística, que emplea a 2,62 millones de personas, los que miran con mayor aprehensión al día después.

Los técnicos del Ministerio de Sanidad han advertido de que esta vuelta en masa al trabajo estará "muy controlada y vigilada", tal como ha expuesto la portavoz del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, María José Sierra.

La doctora ha remarcado que se ha trabajado con el sector empresarial a fin de que las personas mantengan las medidas que se recomiendan de higiene, respiratorias,  de protección y distanciamiento, de dos metros el mínimo deseable

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha reunido el viernes con las principales organizaciones sindicales, CCOO y UGT, para tratar la vuelta a la actividad económica, mientras la patronal declinaba por su parte concurrir en la reunión telemática.

El Gobierno catalán ha lamentado a su vez este viernes que el de Pedro Sánchez aún no haya dado "ninguna información, ninguna norma, ningún protocolo" sobre cómo "afrontar el desconfinamiento" a partir de la próxima semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios