Causa criminal

“Quiero hacer mi vida con Dani”, los mensajes de Edwin que podrían dar un giro en la investigación

Las imágenes de cámaras de seguridad, con quien sería Daniel Sancho y Edwin Arrieta en motocicleta, en un informativo tailandés

Las imágenes de cámaras de seguridad, con quien sería Daniel Sancho y Edwin Arrieta en motocicleta, en un informativo tailandés

Al parecer el ciudadano colombiano envió una serie de mensajes a alguien que se encontraba en España en los que hablaba de Daniel Sancho como si fuera su pareja.

De hecho lo que pedía Edwin Arrieta a través de estos textos era asesoramiento para que ambos pudieran hacerse pareja de hecho y trasladarse a Barcelona. “Como ya le comenté, quiero hacer mi vida con Dani, pero no en Madrid.

Mándeme el presupuesto de pareja de hecho”, era uno de estos mensajes que Arrieta envió desde su terminal móvil. “No se preocupe por el pago. Tengo cuenta en un banco español”, aseguraba. “Ya para septiembre iniciamos todos los trámites”.

A pesar de haber dado con estos mensajes y de la insistencia del presunto asesino de que actuó porque Arrieta lo tenía amenazado, esto no lo exime, en ningún caso, de la responsabilidad por el crimen cometido. Sí podría hacerlo, sin embargo, que quedara demostrado que actuó durante un brote psicótico. Sin embargo los investigadores no han sometido al acusado a ninguna prueba pericial psicológica, algo que en España ya se habría hecho.

Continúa la investigación

Aunque los agentes dieron por zanjada la investigación la semana pasada durante la celebración de una rueda de prensa, los agentes continúan, a día de hoy, buscando las partes del cuerpo de Edwin Arrieta que aun no se han encontrado, como el torso.

En este sentido los investigadores se adentran a diario en el fondo del mar, cerca de la playa donde Sancho se deshizo de las bolsas, para dar con cualquier posible pista. Tampoco han aparecido las armas del crimen o el móvil de la víctima.

Esto último podría ser importante porque en su interior podrían estar las amenazas de las que habla Daniel Sancho y que permitirían entender mejor qué sucedió. Una de las partes que no se ha vuelto a rastrear es el vertedero en el que también aparecieron algunas bolsas con restos biológicos. La basura de esos días no está separada y se supone que ya se quemó.

Los testigos que han estado viendo a los policías trabajar estos días en la zona de la costa cifran en 50 el número de policías que vieron trabajar buscando cualquier incidio sobre el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios