Coronavirus

Un estudio concluye con qué síntomas se padece una Covid más leve

Un diagnóstico precoz ayudaría a frenar los contagios.

Un diagnóstico precoz ayudaría a frenar los contagios.

MedRxiv ha publicado un estudio, a espera de confirmación y revisión por pares, en el que se analizan las muestras de 1.407 personas residentes en California, las cuales padecieron la COVID-19 sin síntomas. Según el informe, síntomas como la hipertermia, mialgia y congestión nasal son claves para el diagnóstico del coronavirus leve, siento la rinolalia un síntoma clave cuando dicho diagnóstico está realizado por un médico.

El 27 % desarrollaron síntomas hasta 60 días después

Si hay un dato preocupante en el informe es el número de personas asintomáticas que desarrollaron con el paso del tiempo algún síntoma relacionado con el coronavirus. Así, hasta el 27 % desarrolló alguna dolencia. Los grupos de edades estudiados llegan desde los 18 a los 72 años y todos ellos cuentan con indicios de padecer la enfermedad de forma leve. Los diagnósticos clínicos se han basado conforme a lo establecido por la OMS con síntomas como tos, rinolalia, dolor de garganta, sin neumonía, hipoxia, disfunción olfativa, hipertermia, mialgia, congestión nasal, secreción...

Las pruebas se dividieron en dos fases. En una, el médico era el que determinaba la evaluación de los síntomas mediante una escala de 4 puntos. Por otro lado, eran los propios pacientes los que se realizaban su propia evaluación con una escala analógica visual de diez puntos. A continuación se procedía a la realización de la prueba PCR para determinar el diagnóstico en torno al coronavirus.

En estas pruebas se encontraron hasta 30 síntomas distintos, lo que indicaría que no es necesario que coincida la gravedad o no de los síntomas con la respuesta del organismo. En la investigación más profunda realizada sobre síntomas a largo plazo hasta el momento, los investigadores descubrieron que de las 1.407 personas, 382 padecían síntomas dos meses después. Asimismo, las mujeres tienen una probabilidad más alta de que esto suceda, así como los niños.

De manera paralela se realizó el mismo estudio con personas que, por el contrario, habían padecido la enfermedad de manera mucho más grave. Así, muchos pacientes hospitalizados aún tenía alguno de los síntomas seis meses después de haber sido diagnosticados por primera vez con la enfermedad. 

La presencia de estos síntomas y su diagnóstico es clave, según los investigadores, para ayudar a la identificación de la enfermedad y de las personas portadoras, para conseguir de esta manera aislarlas y realizar los tratamientos necesarios. Además, será necesario seguir de cerca los síntomas a largo plazo para determinar con qué tendencia son fruto del coronavirus y por qué se producen con el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios