Obesidad mórbida

La familia de un joven de 350 kilos denuncia al Hospital de Manises

  • Teo Rodríguez sufrió una insuficiencia respiratoria durante su traslado a su domicilio en un camión de mudanzas.

  • Su hermana critica el trato recibido por parte del centro que mantiene al enfermo en una sala de espera

Teo Rodríguez. Teo Rodríguez.

Teo Rodríguez. / M.G.

Comentarios 2

La familia del joven Teo Rodríguez, que pesa 350 kilos, ha presentado en el juzgado de guardia una denuncia contra el Hospital y la Conselleria de Sanidad

El paciente, que había sido dado de alta después de permanecer hospitalizado una semana, tuvo que regresar anoche al Hospital de Manises tras sufrir una insuficiencia respiratoria horas después de salir del centro en un camión de mudanzas.

Así lo ha asegurado su hermana Débora, quien ha indicado que la noche de este martes fueron al juzgado de guardia de Valencia a denunciar el "riesgo" que ha sufrido Teo durante el traslado y el "trato" que ha recibido en el centro sanitario.

"Ya no podemos más", ha señalado Dèbora, quien ha explicado que desde el Hospital, donde lo mantienen desde la noche del martes en la sala de espera, le han dicho que en cuanto se encuentre mejor tendrá que regresar a su casa.

El joven de 34 años salió este martes por la mañana del Hospital de Manises tras permanecer una semana hospitalizado y fue llevado en un camión de mudanzas hasta Turís, donde reside, pero no pudo acceder a su domicilio porque fue trasladado en la cama del hospital al no encontrarse una camilla que aguantara su peso.

Tras permanecer varias horas en el interior del camión y negarse su familia a que lo dejaran en el polideportivo municipal de Turís, finalmente fue llevado a la sala de espera de Pediatría del centro de salud.

Unas horas después comenzó a sentirse mal, le bajó la saturación y volvió a sufrir una insuficiencia respiratoria, por lo que tuvo que ser nuevamente trasladado al Hospital de Manises, donde permanece en una sala de espera.

El paciente podía caminar y vivía solo hasta hace dos meses, cuando se le comenzó a hinchar el cuerpo y dejó de caminar, según fuentes familiares, que han indicado que desde entonces ha sido llevado al hospital en cuatro ocasiones.

El martes de la pasada semana ingresó con una insuficiencia respiratoria por la que requirió oxígeno y aunque fue dado de alta dos días después, ante la negativa de la familia por su delicado estado de salud y al no encontrar un medio de transporte que lo pudiera llevar a su casa permaneció en el centro hasta este martes.

La familia ha denunciado que durante este tiempo el Hospital de Manises no le ha atendido bien alegando falta de personal y de medios para asistir a Teo.

Por su parte, desde el Hospital de Manises señalaron que la atención al paciente "en todo momento ha sido la adecuada a sus necesidades" y que ha sido realizada por "un equipo multidisciplinar, practicándole todas las pruebas y cuidados pertinentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios