Sociedad

La iglesia se mueve a favor de la diversidad sexual

  • La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) ve como "un don de Dios" las diferentes orientaciones sexuales en los católicos.

El papa Francisco durante una misa Misa por la comunidad de Filipinas en la Basílica de San Pedro el domingo. El papa Francisco durante una misa Misa por la comunidad de Filipinas en la Basílica de San Pedro el domingo.

El papa Francisco durante una misa Misa por la comunidad de Filipinas en la Basílica de San Pedro el domingo. / Riccardo Antimiani (EFE)

“Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia” son las palabras que el papa Francisco ha pronunciado en el documental titulado Francesco, estrenado hace unas semanas.

De esta manera, el pontífice ofrecía un apoyo público al colectivo homosexual, cosa que ya había dejado entrever en otras ocasiones, aunque con más cautela. 

"Todos somos seres humanos, tenemos dignidad. Si una persona tiene una tendencia u otra, esto no le quita la dignidad como persona" o "si una persona es gay y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?" son algunas de las pinceladas que el obispo de Roma ha pronunciado en alguna de las numerosas entrevistas que ha concedido.

Manifiesto de CVX

Es evidente que la iglesia está dando pasos para intentar adecuar su doctrina a las necesidades que, ya no desde la sociedad, sino desde dentro del mundo católico están surgiendo.

Por ello, la asociación Comunidad de Vida Cristiana (CVX), que agrupa a unas 1.100 personas pertenecientes a 35 comunidades de toda España, ha emitido un comunicado que pretende dar su punto de vista sobre el colectivo LGTB y su presencia en la Iglesia.

En dicho escrito, CVX señala que es evidente "la presencia de personas LGTB en la Iglesia y que, al igual que el resto de integrantes del pueblo de Dios, quieren vivir con plenitud su fe, en amor y servicio, pero que muchas veces encuentran dificultades añadidas para hacerlo e incluso rechazo, lo que genera gran sufrimiento personal y familiar".

Para apoyar a este colectivo, llegan a definir como "un don de Dios" que la comunidad católica esté formada por personas con orientaciones sexuales diversas y "esta experiencia de diversidad en la Iglesia ha hecho brotar en la comunidad un profundo agradecimiento y alegría".

Conscientes, asimismo, de que "toda persona es, en su naturaleza, hija de Dios, creada a su imagen y semejanza", en esta asociación se comprometen a un "acompañamiento en estos procesos de fe e integración en la comunidad eclesial y en la sensibilización y formación interna".

En este sentido, creen que la discriminación "injusta" que sufren estas personas tiene que ser "una llamada de atención a la comunidad cristiana para seguir recordando que toda persona es creada hija de Dios y para "redoblar los esfuerzos para acoger, reconocer y acompañar al prójimo".

Y para afianzar este comunicado, desde CVX recuerdan lo expresado por el papa Francisco en Amoris laetitia: "el comportamiento de Jesús es un amor ilimitado que se ofrece a todas las personas sin excepción. No cabe ninguna discriminación injusta hacia las personas homosexuales".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios