De barbaridad en barbaridad

Bolsonaro cree que "el suicidio podría ser un efecto colateral de la vacuna contra la covid"

Jair Bolsonaro Jair Bolsonaro

Jair Bolsonaro / EFE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este jueves que el supuesto suicidio de un voluntario en las pruebas de la vacuna china contra la covid-19 podría ser un "efecto colateral" del antígeno, durante una transmisión en directo en sus redes sociales.

"¿Puede ser el efecto colateral de la vacuna? Puede ser, todo puede ser. No sé si ya llegaron a una conclusión, pero esclarece y vuelve a investigar la vacuna, en este caso la Coronavac de China", expresó el mandatario en su habitual directo semanal en Facebook.

Bolsonaro también negó haber politizado la cuestión de la vacuna y rechazó haber celebrado la interrupción de los ensayos clínicos de la fórmula en el país, suspendidos el pasado lunes tras la muerte de un voluntario -que según la prensa se suicidó por razones no aclaradas- pero que ya fueron retomados.

La llamada Coronavac está siendo experimentada en Brasil por medio de una sociedad entre Sinovac y las autoridades del estado de Sao Paulo, Joao Doria, el más enconado adversario de Bolsonaro en el campo conservador.

"Cobardemente dijeron que yo celebré la muerte de una persona. ¿Dónde hay un vídeo mío, un audio mío o una publicación mía en ese sentido?", indagó el presidente, en referencia al aluvión de críticas que recibió tras comentar en tono de triunfo la suspensión de las pruebas en una publicación en las redes.

"Una más que Jair Bolsonaro gana", escribió el gobernante en la ocasión, en respuesta a un seguidor que le preguntaba si el Gobierno compraría la vacuna del laboratorio chino si se comprobara su eficacia.

Este jueves, sin embargo, Bolsonaro suavizó el tono y apuntó que, en caso de que sea aprobada y autorizada por el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador), la Coronavac sí podrá ser adquirida por el Gobierno brasileño.

"Una vez haya la comprobación de la vacuna, nosotros haremos una compra, pero no en el precio que un tipo ahí quiere", dijo al espetar al gobernador paulista.

Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, también volvió a afirmar que en lo que dependa de él, la vacunación "no será obligatoria" en Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia del coronavirus y que ya suma más de 164.000 muertos y 5,7 millones de infectados.

También este jueves y en medio de la polémica desatada tras la suspensión y reanudación de los ensayos clínicos, Anvisa informó de que un grupo de inspectores realizarán un viaje a China a partir de mañana con el objetivo de "verificación del cumplimiento de las buenas prácticas de fabricación" en las instalaciones de las empresas Sinovac y Wuxi Biologics Co.

"La certificación de buenas prácticas de fabricación es requisito indispensable para eventual registro de las vacunas contra covid-19 que utilizan insumos en esas instalaciones", subrayó el órgano regulador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios