Setas

¿Cómo es la colmenilla, seta que ha originado la muerte de una mujer en Valencia?

  • Han localizado siete casos de personas afectadas por intoxicación por consumir un arroz con setas en un restaurante de lujo de Valencia

Varias colmenillas Varias colmenillas

Varias colmenillas

Comentarios 5

Una mujer ha fallecido y siete personas están afectadas por intoxicación alimentaria después de haber ingerido un arroz con setas del tipo colmenilla en el restaurante de lujo valenciano RiFF, que cuenta con estrella Michelín.

La Conselleria de Sanidad ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte el pasado domingo de la mujer de 46 años que falleció tras haber comido en un menú de degustación que incluía un arroz con colmenillas. Su marido y su hijo, de 12 años, también enfermaron y, además, se han detectado otros siete casos de personas afectadas pero con síntomas leves que evolucionan favorablemente. 

El titular del restaurante, Bernd H. Knöller, emitió  un comunicado en el que explica que que desde el primer momento prestó toda su colaboración con la Consellería de Sanidad para el esclarecimiento de los hechos. En el escrito, en el que indica que este martes ha tenido conocimiento de lo ocurrido a través de las autoridades sanitarias de la Generalitat, afirma que espera que "lo antes posible se puedan establecer las causas de lo sucedido". El Restaurante estará cerrado mientras dura la investigación.

Pero, ¿qué es la colmenilla? ¿es tóxica? ¿es comestible?

La respuesta es sencilla: es comestible, pero debe cocinarse y no mezclarse con alcohol. Su nombre científico es Morchella y su carne, aunque bastante escasa, es muy preciada por los chefs españoles y galos.

Las colmenillas, también llamadas cagarrias, morillas o múrgoles en distintas partes de España,  tienen el tronco de color blanco y ancho y sostiene un curioso sombrero con forma esférica, redondeada u oval, de unos 6 a 10 centímetros y con color que va de amarillento a miel. Su forma se asemeja a una colmena (las setas de la Encarnación de Sevilla imitan la morfología de este hongo) y presenta galerías similares a las de un avispero.

El peligro de la colmenilla, como de muchos otros hongos a lo largo y ancho de la geografía de la Península, es comerla en crudo. Es muy tóxica debido a que contiene las toxinas hemolisinas termolábiles (TLH). Los toxinas del hongo se rompen con el calor; sin embargo, los expertos en cocina explican que para ser consumida esta seta se debe combinar el secado y la cocción. Así, si está recién recolectada, se tiene que secar, y después de ha de rehidratar. Tras este proceso, hay que cocinarla durante 30 minutos a una temperatura entre 70 y 90 grados centígrados.

Cuidado con el alcohol: esta seta puede causar síntomas de malestar estomacal en determinadas personas cuando se consumen unidas a la ingesta de alcohol.

¿Qué pasa si no se realiza este proceso y no está cocinada bien? Pues lo que le ha ocurrido a la mujer fallecida y a los afectados: diarrea, vómitos, sudores, fiebre, y en casos más extremos puede afectar al corazón y al sistema nervioso. 

Por último, si eres virgen en el consumo de la colmenilla lo más recomendable es consumir una cantidad pequeña para minimizar posibles reacciones alérgicas.

Conclusión: Se puede comer, pero con mucho cuidado ¿te atreves con ella?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios