Sociedad

Cómo triunfar con las compras en el Black Friday

  • Con proyección al próximo 'Viernes Negro', se recomienda no perder la cabeza ante las aparentes rebajas, y seguir una serie de consejos para ahorrar todo lo posible

Una mujer, de compras durante el 'Black Friday'. Una mujer, de compras durante el 'Black Friday'.

Una mujer, de compras durante el 'Black Friday'. / Juan Carlos Vázquez

Cada vez es más usual que el público espere a las grandes rebajas para tirarse a la calle y abastecerse de artículos de temporada, o bien ir tachando de la lista los regalos que deberían estar ya comprados. 

Llega el Black Friday, el día que señala el inicio de las compras navideñas, y los escaparates de las tiendas se llenan de enormes carteles publicitarios al grito de "50 por cierto de descuento". Es el momento de comprar los regalos a sobrinos, hermanos, amigos, parejas, hijos y padres, y, por qué no, concederse un pequeño capricho

Pero esperamos a las rebajas para ahorrar y no de gastar más dinero de la cuenta en productos que, al final, no se van a utilizar. ¿Cómo tener, por tanto, un Black Friday productivo y económico?

Pasos previos

Poner un límite al gasto es primordial. Es rebaja, pero no hay que volverse loco, y el dinero es limitado. Hacer cuentas y partir de un precio tope es el primer paso para disfrutar de este día. 

Es indispensable preguntarse realmente qué artículos son de exclusiva necesidad. Es decir, hacerse una lista. Es el momento de comprar regalos de Navidad, por lo que tener un control de lo que se compra es crucial para no gastar más de la cuenta en los demás y en uno mismo. 

Mente fría. Estratégicamente, ¿qué es más económico comprar ese día? Una auténtica "ganga" no es que un chaleco esté rebajado en cinco euros, sino que el dinero ahorrado sea proporcional al precio inicial. Por ello, los productos que quizá interesen más adquirir en este Black Friday puedan ser artículos de electrónica, ya que son, por lo general, los más caros, y la rebaja será más significativa. 

Con el listado previamente hecho, sería aconsejable comparar precios. Bien es cierto que los estilos varían en función de la tienda, pero hay veces en que el cambio es tan mínimo que no merece la pena pagar un dinero de más para el mismo producto. Lo ideal sería que esto se hiciera antes del gran día. 

Para llevar un control de los productos, se recomendaría seguir en las redes sociales a las tiendas con prioridad, ya que a estas les interesará ir colgando sus ofertas. ¡De esta forma no se perderá ninguna!

Una vez en plena caza de rebajas

En la tienda, es importante fijarse bien en las etiquetas, es decir, que estas marquen el precio inicial, el porcentaje rebajado y, ya finalmente, el precio actual. Esto evitará el típico timo en el que tan fácil es caer.

Además, no debería pasarse por alto preguntar cuál es la fecha de devolución. Las tiendas se aprovecharán de la masificación de gente que, en gran medida, dificultarán la prueba de la ropa en los probadores. A sabiendas de esto, es probable que se acorte el periodo de devolución, de modo que al final la prenda deseada se quedará de fondo de armario, casi como el tapizado. 

No se debe perder el ticket. Esto es una recomendación general que debe aplicarse siempre que se realice una compra, pero con los nervios y la emoción de las rebajas es más fácil ir "perdiendo los papeles". 

Ofertas 'flash'. Hay plataformas de compra 'on-line', como Amazon, que lanza rebajas espontáneas y fugaces

El Black Friday no finaliza a las 00:00 horas

No ocurrirá en todos los establecimientos, pero en las grandes cadenas, lo normal es que, tanto en su plataforma digital como en la propia tienda, las rebajas se mantengan durante un periodo de tiempo prolongado. Esto implica que, días antes, también se pueda encontrar alguna que otra "ganga". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios