Sociedad

Cómo y cuándo ver mejor las Dracónidas

El mejor lugar para ver las Dracónidas son ámbitos sin contaminación lumínica. El mejor lugar para ver las Dracónidas son ámbitos sin contaminación lumínica.

El mejor lugar para ver las Dracónidas son ámbitos sin contaminación lumínica.

Ya lo decía Confucio con su frase lapidaria "las estrellas son agujeros por los que se filtra la luz del infinito". En todas las épocas de la humanidad, el hombre siempre ha mirado al cielo buscando respuestas o admirando la inmensidad de lo desconocido.

Uno de los fenómenos más esperados y observados, vinculado también con lo celestial, es la lluvia de meteoros. Más habituales en verano, se producen durante todo el año y esta de las Dracónidas es la primera del recién estrenado otoño.

Lluvia de estrellas de las Dracónidas

Cuando llega el otoño le toca el turno a las Dracónidas, una lluvia de estrellas cuyo nombre proviene de la constelación de Draco. Estas serán visibles del 6 al 11 de octubre, aunque se prevé que la noche del 7 de octubre sea el mejor día para verlas.

Las Dracónidas provienen de restos del cometa 21P/Giacobini-Zinner. Aunque la frecuencia de paso es menor que la de las Perseidas (las más conocidas), siguen siendo un evento astronómico del cual se puede disfrutar.

Según los expertos, este año se calcula que se podrán divisar unos 20 meteoros por hora, que cruzarán el cielo a unos 20 kilómetros por segundo sobre el hemisferio norte.

¿Cómo y dónde verlas?

El mejor momento de máxima actividad para ver las Dracónidas es esta noche. Lo ideal será buscar un lugar alejado de la contaminación lumínica, aunque el cielo debe estar despejado (la previsión para hoy es que haya cielos poco nubosos por suerte).

Aunque es posible observarlas a simple vista, también es aconsejable utilizar prismáticos o algún telescopio.

Si nos perdemos el espectáculo de hoy, tendremos otra ocasión con las Oriónidas, que serán visibles hasta el 7 noviembre, ofreciendo su mejor momento la noche del 21 al 22 de octubre.

¿Qué es un meteoro?

En la página de Astronomía y Aplicaciones Espaciales del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se detalla que un meteoro "es el fenómeno resultante de la penetración de una partícula de materia (meteoroide) en la atmósfera a gran velocidad".

La vaporización de la partícula por su colisión con las moléculas del aire, explican, "produce una luminosidad que hace observable este fenómeno. Su duración suele ser de una fracción de segundo. La altura a la que el meteoro se hace visible es del orden de 100 kilómetros, aunque depende un poco de la velocidad de penetración, evaporándose a mayor altura las partículas que inciden a mayor velocidad".

En ciertas épocas del año se aprecia un ritmo de aparición de meteoros mayor que la media, procedentes de la región radiante (lo que indica un origen común). Se habla entonces de lluvia de meteoros y se relaciona con los restos de cometas que cruzan la órbita terrestre van dejando en sus sucesivos pasos cerca del Sol.

Lluvias de meteoros en el año

Las más importantes "lluvias de estrellas" observadas a lo largo del año se reflejan en la siguiente tabla:

Fuente: Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Fuente: Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Fuente: Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El significado de las columnas es el siguiente:

  • El máximo indica la fecha aproximada en que se da el máximo ritmo de lluvia de meteoros. Puede variar en un día de un año a otro.
  • La visibilidad es el periodo en que se suele observar la lluvia de meteoros con un ritmo significativamente superior al ritmo medio habitual.
  • El radiante es la dirección de la cual parece provenir la lluvia de meteoros en el instante del máximo.
  • La velocidad es la velocidad de choque de los meteoros con la parte alta de la atmósfera.
  • El ritmo es el ritmo máximo de caída de meteoros -en meteoros por hora- que se observaría a simple vista en un lugar en el que el radiante se encontrara en el cénit y las condiciones de visibilidad fuesen óptimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios