Inmaculada Ramos Tapia, Directora General de Universidades Junta de Andalucía

Un futuro optimista para las enseñanzas de Máster en Andalucía

U buen futuro para los másteres andaluces. U buen futuro para los másteres andaluces.

U buen futuro para los másteres andaluces.

Desde que el proceso de Bolonia en 2010 cambió la estructura de los estudios universitarios, diseñando los tres niveles formativos actuales de grado, máster y doctorado, tanto la oferta de títulos como el número de estudiantes de máster se han incrementado cada año.

En Andalucía, el número de estudiantes matriculados en estudios de máster en el presente curso académico es de 26.248, un 25% más que hace diez años, y representa el 10,8% del total de estudiantes de las universidades andaluzas, que asciende a 244. 268.

La oferta de posgrado en Andalucía, compuesta por 534 títulos diferentes, ofrece una docencia de calidad, diversificada, multidisciplinar, adecuada a las necesidades de la sociedad y de carácter innovador. Como ocurre en el conjunto de España, el grueso de la oferta de másteres se encuadra en la rama de ciencias sociales y jurídicas (el 48%) pero también existen interesantes propuestas de especialización en las ramas de ingeniería y arquitectura, arte y humanidades, ciencias y ciencias de la salud.

Es significativo de la excelencia del sistema que se cuente con once másteres Erasmus Mundus (el 18% del total de estos másteres en España), financiados por la Unión Europea, cifra que se verá ampliada el próximo curso con la implantación de dos nuevos másteres Erasmus Mundus: en Calidad de Laboratorios Analíticos, por la Universidad de Cádiz, y el de Desarrollo Rural, por la Universidad de Córdoba. Este tipo de másteres conjuntos internacionales aumentarán con la actividad de las “alianzas de universidades europeas” en que participan diversas universidades andaluzas.

No obstante, el sistema universitario andaluz, por la calidad y diversidad de sus áreas de conocimiento, tiene todavía potencial para aumentar su oferta de másteres y atraer a más estudiantes a esta etapa de especialización. En el presente curso, el número de estudiantes de máster respecto al total de estudiantes representa tan sólo un 10,8% cuando en comunidades como Madrid o Cataluña, con similar número de estudiantes de grado, el número de estudiantes de máster se acerca al 20%.

Las universidades tienen que identificar aquellas áreas de conocimiento de excelencia donde pueda configurarse planes de estudios innovadores que proporcionen una formación avanzada de carácter pluridisciplinar orientada tanto a la especialización para un determinado ámbito profesional como a la iniciación en la investigación que da acceso al doctorado, aumentando la oferta bilingüe o exclusivamente en inglés.

Las enseñanzas de máster durante el presente curso académico se han enfrentado, como toda la actividad universitaria, a un reto sin precedentes: cambiar la docencia presencial por otra exclusivamente online repentinamente (sólo el 9% de los títulos de máster se imparten en modalidad no presencial o semi presencial). Se ha conseguido superar gracias a la capacidad sistémica de las universidades para ajustar sus recursos a necesidades cambiantes, garantizando que los estudiantes adquieran las competencias previstas en el título de máster.

El objetivo es que la actividad académica presencial se desarrolle con la máxima normalidad

Para el próximo curso académico, el sistema universitario andaluz está trabajando intensamente en planificar la actividad en los distintos escenarios posibles que puede deparar la evolución de la epidemia. De momento, a la vista de la situación actual, el objetivo es que la actividad académica presencial se desarrolle con la máxima normalidad posible, según lo previsto en los planes de estudio, pero con la adopción de medidas organizativas que permitan combinar la docencia presencial con la impartida a distancia para los casos en que la dimensión del aula o laboratorio no permita mantener la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 establecida en el Real Decreto-ley 21/2020 de la “nueva normalidad”.

En este sentido, es importante destacar la firma por las universidades andaluzas, la Dirección de Evaluación y Acreditación y la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de un acuerdo sobre “criterios comunes para la adaptación de la enseñanza universitaria a las exigencias sanitarias derivadas de la epidemia de la COVID-19 durante el curso académico 2020-21”, en un ejercicio de coordinación y colaboración que evidencia la cohesión, solidez y calidad del Sistema Andaluz de Universidades.

En el caso de los másteres, al tratarse en su mayoría de grupos reducidos de estudiantes, no es previsible que deban hacerse adaptaciones relevantes de la presencialidad. No obstante, el avance en la digitalización que ha supuesto para las universidades la experiencia de enseñanza virtual durante este curso deberá notarse en la docencia de posgrado.

El profesorado universitario se ha visto abocado a utilizar herramientas tecnológicas para la docencia a distancia que ahora, en una vuelta a la docencia presencial, no caerán en el olvido, sino que se incorporarán a la actividad docente como herramientas complementarias a la clase presencial y conducirán a una modalidad de enseñanza, paradójicamente, más cercana y cooperativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios