Tecnología

Twitter restringe el uso de su API y enfada a los desarrolladores

  • La API permite acceder a contenidos del servicio desde otras aplicaciones. La nueva versión refuerza el control sobre lo publicado en Twitter y sobre los propios desarrolladores.

Twitter ha anunciado cambios importantes para la API de su servicio. La compañía tiene la intención de limitar el uso de sus contenidos en otros servicios y obligará a pedir permiso por usar su API a los desarrolladores que superen los 100.000 usuarios, unos cambios que no han sentado nada bien a los desarrolladores. 

La API de Twitter permite acceder a contenidos del servicio desde otras aplicaciones y esa ha sido una de las claves de su crecimiento. Actualmente hay un gran número de aplicaciones y servicios web que utilizan la API de Twitter para que los usuarios puedan interactuar con la red de microblogging de distintas formas. Algunas de estas aplicaciones se han convertido en servicios de referencia gracias, en parte, al uso de Twitter en su servicio, algo que la compañía quiere ahora regular

Twitter asegura que su objetivo es diseñar unas normas que permitan garantizar una experiencia más uniforme entre aplicaciones y servicios. La novedad más destacada es la obligación de solicitar un permiso de uso de la API en las aplicaciones o servicios que superen los 100.000 usuarios. La medida también se aplica a las aplicaciones y servicios actuales que ya usan la API, que tendrán que pedir permiso al ver incrementado el número de usuarios en un 200%. Otra novedad es que los desarrolladores cuyas aplicaciones o servicios alcancen un alto número de usuarios tendrán que trabajar directamente con Twitter. La compañía no quiere intermediarios y quiere que los creadores de servicios de éxito acudan a su organización directamente para tratar usos y novedades en sus servicios. 

Twitter también ha limitado la posibilidad de mostrar contenidos de su servicios en otros. La compañía pretende que su imagen se respete y que los botones de acción de sus contenidos (respuesta o retuit, por ejemplo) se mantengan. Además, Twitter pretende limitar la utilización de grupos de tuits en servicios que no sean el suyo y eliminar la posibilidad de mostrar sólo parte de los tuits de forma independiente, como por ejemplo fotos. Tampoco se podrán mezclar contenidos de Twitter con los de otras redes sociales. La lista de cambios también incluye un control mayor de los procesos de autentificación en el uso de la API y cuestiones técnicas relacionadas con la velocidad y el número de solicitudes permitidas. 

La compañía lanzará la versión 1.1 de su API próximamente y los desarrolladores tendrán seis meses para adaptar sus contenidos y servicios a las nuevas normas. En caso contrario, Twitter podría retirar su permiso para utilizar la API, cortando el acceso a los contenidos generados por los usuarios y la interacción con su red.

Los desarrolladores no han tardado en mostrar su descontento con las nuevas condiciones, porque, según denuncian, Twitter pretende controlar otros servicios y evitar la competencia

El fundador de Instapaper, Marco Arment, ha analizado la nueva API de Twitter en su blog, donde desglosa algunos de los aspectos que en su opinión son más perjudiciales para los desarrolladores. Por ejemplo, critica las normas sobre el uso de partes de los tuits, algo que afectará seriamente a servicios que ofrecían las imágenes de Twitter de forma individual. Por su parte, la prohibición de mezclar contenidos de Twitter con los de otras redes sociales tendrá consecuencias en sitios como LinkedIn y Flipboard, mientras que la obligación de que desarrolladores de aplicaciones o servicios de éxito trabajen directamente con Twitter es, según Arment, una forma de controlar a todo aquel que pueda ser competencia y de paso una manera de cortar la creatividad.  "Una vez que seas lo suficientemente grande para darnos cuenta, vamos a requerir que te adhieras a reglas más estrictas y no publicadas para asegurarnos de que no compites con nosotros o usas demasiado nuestra red", ha escrito Arment en una traducción particular del significado de la política de uso de la API de Twitter. Además, según Arment, hay partes de las novedades expresadas de forma vaga con el objetivo de que Twitter pueda sorprender con condiciones aún más duras

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios