Encuesta a usuarios de Internet

Cómo nos ha cambiado tecnológicamente la pandemia

'Smartphone'

'Smartphone' / Pexels, Pixabay

Videollamadas, muchas más aplicaciones, teletrabajo, compras, bizum, suscripciones electrónicas, plataformas de televisión o música a la carta; la nueva normalidad a causa de la pandemia ha disparado el número de navegantes y provocado que los ciudadanos estén hiperconectados, sean más expertos y estén mejor equipados.

Es la principal conclusión del estudio Navegantes en la Red que elabora cada año la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) para conocer los hábitos de los españoles en internet y que este año ha radiografiado cómo la crisis causada por el coronavirus ha acelerado los cambios y la transformación digital de la sociedad.

El estudio, que han presentado en una rueda de prensa el presidente y el director técnico de la AIMC, Carlos Lozano y Pablo Alonso, pone de relieve que una tercera parte de los ciudadanos usa más programas y aplicaciones que antes del confinamiento y que la mitad de los internautas aprovecha de una forma más eficiente las posibilidades de internet.

Actividades que han pasado a ser virtuales

Preservar las distancias y reducir el contacto físico ha provocado que se realicen de forma virtual actividades que antes se hacían de forma presencial (como cursos de formación, reuniones de trabajo o entre amigos y familiares o trámites con la administración), y entre las aplicaciones más utilizadas destacan WhatsApp, Zoom, Microsoft Team, Skype, Google Meet y Facetime.

El uso del correo electrónico, las aplicaciones de mensajería instantánea y las redes sociales han alcanzado máximos históricos, según la AIMC, que realiza este estudio en España desde hace más de veinte años.

Aunque las compras por internet ya eran una práctica muy generalizada, la pandemia ha convertido esa actividad en cotidiana, al haber crecido de forma paralela la sensación de seguridad que los consumidores tienen a la hora de hacer esas compras, según el estudio, que refleja también un fuerte incremento del uso de sistemas para el envío de dinero entre particulares, la utilización del móvil como tarjeta de crédito o el uso de los códigos QR para acceder a información (como la carta en los bares y restaurantes).

Teletrabajo

El 82 por ciento de los encuestados escogería teletrabajar al menos la mitad del tiempo (el 23,5 por ciento optaría por esa modalidad siempre) y más de la mitad (el 57,9 por ciento) opina que su labor es perfectamente compatible con el teletrabajo y una muy amplia mayoría considera que es algo que ha llegado para quedarse y que muchos empleados seguirán así cuando el virus se haya erradicado.

Los datos de la AIMC evidencian importantes mejoras en el equipamiento tecnológico de los hogares, tanto en cantidad como en calidad, ya que una cuarta parte de los encuestados ha renovado su teléfono móvil, un porcentaje igual ha adquirido un ordenador nuevo, un 22 por ciento ha mejorado su conexión a internet, y un 16,5 por ciento se ha comprado una televisión nueva con acceso a la red.

Medios de comunicación

El 60 por ciento de los encuestados ya lee solo la versión electrónica de los periódicos (casi doce puntos más que hace un año) y sólo un 4,2 por ciento compra la versión en papel. También la escucha de radio a través de internet se ha disparado, como el número de usuarios suscritos a plataformas de televisión (Netflix, HBO, Prime Video o Dazn), que ahora ronda el 75 por ciento (hace cinco años sólo el 9,5 por ciento tenía contratado un servicio de ese tipo).

Entre los servicios de música a la carta destacan Spotify, Amazon Music, Youtube Music y Apple Music, y entre las redes sociales, Facebook ha bajado de una forma muy notable pero sigue siendo la más utilizada, seguida de Instagram, Twitter, LinkedIn, Pinterest y Tit Tok, que ha irrumpido con fuerza en esa clasificación.

Dispositivos

El estudio apunta además que el teléfono móvil sigue siendo el dispositivo más usado para acceder a internet, pero que ha crecido de una forma notable el uso de los altavoces inteligentes en los hogares (el asistente de Google, Alexa de Amazon o Siri de Apple), y que los usuarios piden a estos dispositivos sobre todo que les pongan música o la radio y que les informen del tiempo y del tráfico.

¿Que problemas señalan los navegantes?. El estudio revela que hay demasiada publicidad en la red y que los usuarios tienen la percepción de que cada vez están más vigilados, incluso la sensación (expresada por el 55 por ciento de los encuestados) de que el teléfono móvil es capaz de escuchar sus conversaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios