Sociedad

Las estafas online más comunes que sufren las empresas y cómo combatirlas

Las ciberamenazas son cada vez más frecuentes y difíciles de reconocer. Las ciberamenazas son cada vez más frecuentes y difíciles de reconocer.

Las ciberamenazas son cada vez más frecuentes y difíciles de reconocer. / Fotolia

Las empresas se enfrentan a muchas ciberamenazas que pueden poner en jaque tanto sus datos como sus sistemas. Gracias a una guía, publicada por el Instituto Nacional de Ciberseguridad, podemos saber qué amenazas son y cómo combatirlas. 

Los emails, principales vías de comunicación 

El correo electrónico es la principal vía de comunicación de las empresas. La falta de medidas de seguridad y el uso automático de los mismos ocasionan infecciones por malware. Las técnicas más conocidas llevadas a cabo en los correos electrónicos por los ciberdelincuentes son:

  • Cybersquatting: suplanta el dominio web de una entidad o empresa oficial. Consiste en el envío de un email donde se produce una ligera modificación en el nombre del dominio, casi imperceptible a primera vista. Al acceder a dicho enlace es cuando se produce el ataque por parte de los ciberdelincuentes.
  • Email spoofing: en esta ocasión se suplanta la dirección de email del remitente, haciéndose pasar por una dirección real de entidades oficiales.
  • Enlaces falsificados: siguiendo la técnica del cybersquatting, se falsean enlaces que enlazan con sitios web ilegítimos.
  • Adjuntar malware: suelen ir incrustrados en los adjuntos de los correos electrónicos y consisten en ficheros, que simulan ser oficiales, donde va incrustrado el malware. Tienen forma de imagen, facturas, documentación...

Fugas de información

Se produce en el momento en el que una empresa pierde la confidencialidad de la información. Dicha información puede ser extraída de dispositivos móviles o de almacenamiento externo, de correos electrónicos, de aplicaciones o de redes WiFi no confiables. 

En caso de que se produzca esta fuga la empresa debe notificar de manera obligatoria lo ocurrido a la Agencia Española de Protección de Datos, a las autoridades pertinentes y a los usuarios cuyos datos estén en dicha situación. 

Phishing

Son el método favorito de los ciberdelincuentes para robar datos bancarios, contraseñas o datos personales. Consiste en el fraude a través de email, sms, redes sociales o incluso llamadas telefónica con el fin de robar este tipo de información confidencial. 

Spear Phishing

Conocido también como fraude del CEO, se produce cuando los ciberdelincuentes desean robar fondos de las empresas haciéndose pasar por un alto directivo. De esta manera, solicitan a un empleado la trasferencia de cantidades importantes de dinero. Suelen usarse el email spoofing y la estética empleada en los anteriores fraudes: correo ligeramente cambiado, enlaces a organismos oficiales ilegítimos...

Sextorsión

La víctima es informada por correo electrónico o sms de que ha sido grabada en situaciones comprometedoras. A través del chantaje se pide un pago para que esas imágenes no se liberen en redes sociales. Suelen usar el método de email spoofing, simulando incluso el correo electrónico de la víctima para dotar de más veracidad al fraude.

Aparte de las citadas existen otro tipo de ciberamenazas como ataques a la web corporativa, fraude del departamento de RRHH, Ransomware,... y siempre se suele recomendar para todos los casos, excepto los que precisen de la actuación de las autoridades, prestar especial atención a los cambios significativos en dominios o remitentes, así como no abrir ni interactuar con fuentes desconocidas. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios