La TV el 2D

Elecciones en realismo aumentado

  • Los hologramas de La Sexta en realidad aumentado fueron el primer impacto de la noche, con La 1 innovando y Canal Sur estancada

El holograma de Susana Díaz aparece en el plató de 'Al rojo vivo' El holograma de Susana Díaz aparece en el plató de 'Al rojo vivo'

El holograma de Susana Díaz aparece en el plató de 'Al rojo vivo'

Los tiempos han terminado de cambiar. Un nuevo tipo de realidad. El presente zamarrea el pasado. Hay canales que asientan su información en hologramas como La Sexta o en un virtual mapping sobre los históricos muros del Parlamento, como La 1.

Al margen de los resultados electorales alborotados, uno de los impactos de este domingo fueron las apariciones en realidad aumentada de los principales candidatos, presentes en el plató de García Ferreras, donde la palabra más pronunciada era el latinismo “vox”.Vox para arriba y Vox para abajo. Con esa pátina de silencio parlanchín en las largas horas de la espera.

Frente a los hologramas, Canal Sur se hallaba el domingo en su tiempo pretérito, con una Andalucía que realmente ya no existe, en modo Galas del sábado. La pareja de Rafael Fernández y Mabel Mata atendía a la tertulia y daba paso a reporteros y presentadores de centros territoriales (una noche para enseñar músculo de medios de proximidad), pero con un sfumato anticuado, como delataba incluso la iluminación.

Rafael Fernández y Mabel Mata Rafael Fernández y Mabel Mata

Rafael Fernández y Mabel Mata / RTVA

La realidad aumentada de Canal Sur es su anclaje en otro tiempo, en la interminable redifusión de María del Monte en una sobremesa sin frescura. Sin identidad. Con Juan y Medio y Andalucía de Fiesta, ole, más repeticiones matinales, mientras La 1 y el 24 Horas ya estaban en directo siguiendo las incidencias, desde el retardo sanluqueño a los patosos que daban la nota ante Susana Díaz.

Una jornada electoral es un día de reporteros y contertulios y La Sexta se presentaba con la maquinaria engrasada, en su hábitat natural, con José Yélamo animando con datos cuando había pocas cifras que animar y Javier Aroca aumentado en personaje polemista, tal vez el más veterano en mesas andaluzas televisivas en este domingo. Tiró de más socarronería que de costumbre. Impresionado. Como todos.

Los detergentes Ana Blanco y Carlos Franganillo estaban bajo una caseta frente a San Telmo (y en La Sexta, con efectos especiales, parecía que Ferreras salía desde dentro). Oriol Nolis condujo el Telediario ante la Torre del Oro dando paso a la pareja de La 1 escoltada por una legión de reporteros. La intro especial de TVE, por cierto, era toda sevillanía.

Pero Andalucía es más diversa y compleja que ese centralismo en el que se empeñan nuestras públicas. Canal Sur, como ya sabemos, va a su aire con sus maratones sevillanas, tan de los años 80, mientras los andaluces respiran ya por otra parte. Era un secreto a voces.

El realismo ha aumentado nuestra realidad. Andalucía se ha envalentonado y ha cambiado de siglo por lo criminal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios