TV-Comunicación

El año de la Ultra HD cuenta con el apoyo del satélite

  • El modelo alemán, con el servicio HD+ asumido por SES Astra, brinda unas posibilidades de futuro distantes a las limitaciones de la TDT española

Este es el año de la Ultra HD. Aunque por ahora hay pocas cadenas en el nuevo formato y la tecnología está rebasando su período de pruebas, los Juegos de Río pondrán en primer plano el soporte 4K, que multiplica por cuatro la calidad de imagen de una HD que comienza a ser una realidad en España, fundamentalmente de la mano de la televisión de pago. Pero, tal como sucede en otros aspectos, nuestro país discurre ya con desventaja respecto a los del entorno. En este caso la clave está en teconologías como el satélite, el medio más eficaz para atender una demanda de mucha mayor capacidad de recursos como este Ultra HD que cuenta con cinco canales europeos en estos momentos. SES Astra ya brinda estas cadenas en abierto (como Fashion TV o Pearl.t, además de otras señales en pruebas). Las parabólicas orientadas a la posición orbital 19.2 este, donde se reciben estos servicios de SES, pueden sintonizar en los televisores adaptados estas señales que traen el futuro de la televisión.

En Alemania la plataforma HD+ servirá próximamente canales en Ultra HD, con los Juegos Olímpicos de empuje para ir consolidando el formato. En el país germano SES Astra sirve esta plataforma promovida por cadenas públicas y privadas que ofrecen sus señales en HD. En todo el mundo SES difunde más de 2.000 canales en esta resolución. Por sólo unos 50 euros anuales se pueden sintonizar las señales en alta calidad y la posibilidad de todas esas mejoras que están al llegar. A diferencia, la propuesta pública de TV en España, la TDT, las cadenas generalistas, más Teledeporte y las tres nuevas licencias (Real Madrid, Atreseries y Mediaset) utilizan el HD. La necesidad de ancho de banda que obliga un canal de Ultra HD hace impensable a través de la red terrestre la implantación de la nueva tecnología. Todo el sistema español de la TDT utiliza 19 megabytes por segundo y un solo canal en 4K obliga a 22 megabytes. Alemania, con el soporte del satélite, no tendrá obstáculos en años venideros para popularizar el formato de máxima calidad.

Las limitaciones de la red terrestre ponen en evidencia el modelo español a un ritmo más acelerado del que se estimaba. Ya con el apagón analógico de 2010 se vislumbraban los problemas de entrega de banda a las empresas de telefonía (el dividendo digital), siguiendo las directrices europeas, pero además los avances en nuevos soportes complican el desafío y dejan más atrás las posibilidades de la TDT. SES Astra sirve en España la señal de Movistar + pero en otros países puede disponer de la oferta en abierto de sus cadenas, como el mencionado caso de Alemania. Los satélites de esta compañía luxemburguesa (medio centenar está orbitando sobre nuestras cabezas) llegan a 300 millones de espectadores, de los que más de la mitad son europeos, países que generan el 53% de los ingresos anuales de esta empresa, unos 1.900 millones de euros.

El reto para el satélite es esa olímpica Ultra HD que va a ir tomando cuerpo en este año, con la popularización en el precio de los televisores (pantallas además que son más grandes que las convencionales, para disfrutar de esta calidad en imagen absoluta). SES fue la primera firma en ofrecer una retransmisión en Europa en 4K en 2014, un concierto del grupo Linkin Park. Por capacidad, el satélite juega con movilidad y ventaja. Las instalaciones de SES pueden disponer de 140.000 horas en archivo y dar servicio a casi cualquier territorio del planeta. La compañía ofrece en Europa 138 canales de pago, como los que integran la oferta de Movistar +. Sin fronteras y sin limitaciones, con una televisión de pago más económica, desde el espacio sigue llegando el futuro de la TV, como se vislumbra en Alemania, mientras que las dudas sobre la capacidad y el futuro de la TDT se acrecientan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios