Andaluz inolvidable

Tres años sin Chiquito, pero este jueves lo recupera La 2

  • 'Cómo nos reímos' ofrece un monográfico del cantaor y cómico malagueño, de estilo tan personal, fallecido el 11 de noviembre de 2017

Chiquito de la Calzada en una gala de RTVE Chiquito de la Calzada en una gala de RTVE

Chiquito de la Calzada en una gala de RTVE / RTVE

Tras aparecer en un programa nocturno de Antena 3 llamado a rellenar noches veraniegas (debutó el 24 de julio), el 5 de septiembre de 1994 Genio y figura se convirtió en líder de audiencia porque 5 millones de españoles querían ya seguirle la pista a ese señor de camisas galácticas de idioma intraducible.

Chiquito de la Calzada se encontró con el estrellato a los 62 años y hace 3, el 11 de noviembre de 2017, fallecía en Málaga tras haber hecho reír a varias generaciones y, sobre todo, haber creado un estilo propio, con una riada de expresiones que, con dolores lumbares y patadas al aire, siguen remedando millones de españoles y que incluso han heredado jóvenes que sólo han visto a Chiquito ‘de oídas’, en vídeos sueltos, como los que se ofrecen este jueves.

Incluso protagonizó un vídeo viral sobre el coronavirus con el primer confinamiento.

Chiquito de la Calzada batalla contra el coronavirus

Cómo nos reímos, a las diez de la noche enLa 2, recupera este jueves una entrega de archivos al cantaor y cómico malagueño Gregorio Sánchez, Chiquito, un gran tipo descubierto por Tomás Summers en un restaurante de Torremolinos al poco de recibir aquel encargo de tintes rutinario de Antena 3. Un programa de chistes que se convirtió en un show popular de éxito inesperado.

Chiquito fue fichado directamente al desbordarse en aquel encuentro casual. Del casting por toda España destacó una gaditana que había ido a las pruebas a acompañar a una cuñada. Era la auxiliar de clínica Paz Padilla. Ambos son historias del humor en la tele.

El dialecto 'chiquistaní'

El nervioso cantaor sólo tuvo una preocupación cuando fichó por Genio y figura: para ir a Madrid no quería tomar el avión, que ya había tenido bastante en sus periplos japoneses, que tanto le marcaron en su personal lenguaje de grijander more. Gromenauer. Fue Michael Robinson precisamente el que hizo de altavoz de Chiquito adoptando el término “finstro” cuando aparecía algo inesperado y feo por esos estadios. Las palabras en chiquistaní adquirieron carácter de patrimonio nacional.

A partir de aquella caidita de Roma por Antena 3 siguió una aventura de actuaciones por todos los canales y pese a ser un humorista de los tiempos en color, Cómo nos reímos cuenta con material de sobra para haber hecho dos monográficos para homenajear a un malagueño que ya nos dijo adiós pero que no se nos irá nunca de la memoria. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios