Paseo por el archivo de RTVE.es

El archivo de un mago llamado Chicho

  • La web de RTVE muestra 'Historias para no dormir' o el 'Un, dos, tres', los dos espacios más logrados del Goya de honor 2019

Chicho Ibáñez Serrador con la inefable Ruperta Chicho Ibáñez Serrador con la inefable Ruperta

Chicho Ibáñez Serrador con la inefable Ruperta / RTVE

La cita es el 2 de febrero en Sevilla. Esa noche viviremos un momento muy especial cuando aparezca sobre el escenario Chicho Ibáñez Serrador a recibir el Goya de Honor como reconocimiento a su trayectoria cinematográfica. Aunque sólo realizó dos largometrajes, La residencia y Quién puede matar a un niño, dado que consagró su vida y su creatividad a la televisión.

La web rtve.es es generosa y pródiga con el legado de Narciso Ibáñez Serrador. Por un lado acoge sus primigenias Historias para no dormir, rodadas en blanco y negro, y todavía hoy aterradoras. Por ellas desfilan los mejores actores en activo de la década de los sesenta, pioneros de los dramáticos de televisión. Entre quienes no podemos dejar de citar a su padre, Narciso Ibáñez Menta, cuyo físico (foto de abajo) parecía destinado a desempeñar este tipo de papeles.

Siendo Historias para no dormir uno de los grandes tesoros de la web de la televisión pública, sin duda que el espacio estrella de todos los ideados por Chicho es el Un, dos, tres. Programa de programas, que se encuentra en los ránking de los mejores de la historia de la televisión, en el archivo se pueden ver por el momento 142 entregas de todas las épocas. No están todas, puesto que algunas de la primera etapa con Kiko Ledgard se han perdido. La primera que se conserva es la dedicada al terror, de 1972. También se pueden ver algunos programas que cerraron etapas. Y toda la serie final, Un, dos, tres, a leer esta vez, que presentó Luis Larrodera (con apellido modificado para este programa).

También es placentero zambullirse en otros tres programas dirigidos por Narciso Ibáñez Serrador, de muy distinto pelaje. Por un lado, Hablemos de sexo, presentado por Elena Ochoa, donde podemos ver al Javier Bardem de 1990 hablando de las fantasías sexuales. Por otro, el concurso Waku Waku, presentado por Nuria Roca. Y por último El semáforo, cuyo visionado no dejará a nadie indiferente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios