Audiencias TVE

La "pavorosa caída de audiencia" de La 1: una décima

  • El PP recrudece su acoso contra la administradora de RTVE, Rosa María Mateo

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, en su comparecencia parlamentaria La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, en su comparecencia parlamentaria

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, en su comparecencia parlamentaria

Comentarios 10

No ha cumplido ni 100 días al frente de RTVE y la administradora única de la corporación, Rosa María Mateo, es una de las víctimas principales de los obuses lanzados por el PP desde la trinchera de su enrabietada oposición. El cese de los directivos en Informativos y el personal externo contratado por su antecesor, José Antonio Sánchez, ha sido uno de los detonantes de una actitud iracunda ante quien ha respondido que blandirá su “independencia” por encima de los detractores y de aquellos que quieran manipularla.

La reciente comparecencia parlamentaria de Mateo ya calibró el alto voltaje de PPy Ciudadanos contra la gestora provisional, a la espera del concurso de renovación del consejo, que se sienta en el temido sillón principal de Prado del Rey (“la silla eléctrica” llegaron a calificar antiguos antecesores de Mateo).El PP define como “pérdida pavorosa de audiencia” lo que está sufriendo TVE bajo la nueva batuta de una programación hipotecada por el antecesor. En septiembre la media de La 1 fue de 10,2% cuando en julio, último mes de la gestión del equipo de Sánchez, fue de 10,3%, sólo 1 décima menos.

Al contrario, La 2 ha ganado 2 décimas y ha cerrado septiembre con mejoría, 2,8%. La ira del PP se encuentra en un comprensible descenso en los informativos. Los Telediarios ya pasaron a ser tercera opción en el mando antes de efectuarse los cambios. Los espectadores más afines al PP han emigrado a Antena 3 que venía al alza desde el inicio de la temporada pasada.

Desde el PP se asegura que el “gobierno socialista espanta a la audiencia de la cadena pública”. El portavoz popular de la comisión de control de RTVA, Ramón Moreno, atribuye esa pérdida “a una presunta falta de independencia y manipulación”. Con una gestión aún tan incipiente y con tan poco margen de confianza, el PP tiene un objetivo firme. “Los servicios informativos han pasado a negro, cada vez son menos vistos por los españoles, cada vez tienen menos credibilidad, están perdiendo la objetividad y la imparcialidad que tuvieron durante mucho tiempo”, sentencia Moreno.

Esta dura beligerancia del PP dista de la actitud contra Canal Sur, pese a su prolongada pérdida de espectadores de la cadena autonómica, a lo que podría obedecer la sobredimensionada presencia popular en el consejo de administración de la RTVA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios