Toros

Ferrera y Valdeoro, con sus quites, conquistaron el corazón de los médicos

  • El matador de toros pacense y su banderillero recogieron ayer los Trofeos Doctores Vila en su XXXVIII edición

Octavio Mulet, Javier Valdeoro, Antonio Ferrera y Ramón Vila, ayer, en el acto de entrega de los trofeos, Octavio Mulet, Javier Valdeoro, Antonio Ferrera y Ramón Vila, ayer, en el acto de entrega de los trofeos,

Octavio Mulet, Javier Valdeoro, Antonio Ferrera y Ramón Vila, ayer, en el acto de entrega de los trofeos, / José ángel García

El diestro Antonio Ferrera y el banderillero de su cuadrilla Javier Valdeoro recibieron ayer los Trofeos Doctores Vila que el equipo médico de la enfermería de la plaza de toros de Sevilla concede anualmente a los toreros del mejor quite artístico y el quite providencial de los festejos celebrados en la Feria de Abril de Sevilla. Unos trofeos que por primera vez son obra del prestigioso escultor Nacho Martín. Al acto asistieron el equipo médico de la enfermería, cuyo cirujano-jefe es Octavio Mulet, y personalidades de la sociedad sevillana.

El premio a Ferrera le fue otorgado por su soberbia actuación con el capote el pasado 6 de mayo ante un toro de El Pilar, mientras que el quite providencial se lo hizo Valdeoro a su compañero José Manuel Montoliú el 29 de abril en la corrida de Victorino Martín, a la salida de un par de banderillas que el citado Montoliú puso en memoria de su padre, el recordado Manolo Montoliú, fallecido 25 años antes en el albero maestrante. Ferrera recibió el trofeo de manos del diputado de plaza de la Real Maestranza, Luis Manuel Halcón y Guardiola; entre tanto a Valdeoro se lo entregó el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios.

En un emotivo intercambio de palabras y sentimientos, especialmente entre el doctor Ramón Vila y Antonio Ferrera, el diestro llegó a aseverar que gracias a Sevilla ha crecido como torero y alabó el "fondo torero" y "el alma" del cirujano. Por su parte, Valdeoro calificó al equipo médico como "ángeles" que tienen junto a ellos cuando pisan el ruedo.

Sin duda, Ferrera y Valdeoro que ya habían conquistado el corazón de los médicos en lo taurino, también lo hicieron ayer en el plano humano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios