Toros El torero Román, operado de urgencia al tener seccionada la arteria femoral

  • El matador de toros valenciano fue herido muy grave ayer en el muslo derecho en la plaza de toros de Las Ventas

Momento en el que Román era cogido ayer en Las Ventas. Momento en el que Román era cogido ayer en Las Ventas.

Momento en el que Román era cogido ayer en Las Ventas. / Efe

El matador de toros Román, herido con una cornada muy grave en el muslo derecho ayer en Las Ventas, ha tenido que ser intervenido de urgencia por segunda vez en el hospital San Francisco de Asís de Madrid al detectar los doctores que tenía seccionada la arteria femoral.

Los doctores, que le han operado por espacio de unas dos horas, han tenido que hacerle un bypass con vena de la otra pierna al ver que sufría una trombosis que le producía un bajo ritmo sanguíneo en la pierna derecha, gravemente afectada por la cornada de 30 centímetros, según ha informado el equipo de comunicación del torero valenciano.

La intervención ha salido "bien", Román se encuentra "muy animado y tranquilo" en la UCI del hospital San Francisco de Asís de la capital de España, donde seguirá ingresado de momento con un régimen estricto de visitas.

Román fue intervenido en un primer momento en la enfermería de la plaza de una cornada de 30 centímetros en el tercio medio, cara interna del muslo derecho.

La herida, cuya trayectoria es hacia fuera y hacia abajo, produce destrozos en "vasto interno, musculatura aductora, contusión con vaso espasmo de arteria femoral, rodea el fémur por su cara posterior produciendo contusión en nervio ciático, presentando orificio de salida por cara externa, tercio inferior del mismo muslo", según detalla el parte médico que firma el doctor García Leirado.

El joven valenciano sufrió la cornada al entrar a matar al tercer toro de la corrida de ayer en Las Ventas, vigésimo séptima de San Isidro. El toro, de Baltasar Ibán, cogió certero a Román en el momento del embroque, levantándolo por el muslo derecho y, dejándolo colgado, lo zarandeó con violencia en el aire con el pitón dentro durante unos eternos y angustiosos segundos.

Una vez caído el torero en el albero se vio enseguida que la cornada era fortísima por el boquete que le hizo en la pierna y la cantidad de sangre que manaba.

El torero Román, herido con una cornada muy grave en la tarde de ayer en Las Ventas, ha tenido que ser intervenido de urgencia por segunda vez en el hospital San Francisco de Asís de Madrid al detectar los doctores que tenía seccionada la arteria femoral.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios