Vivir

Educación en verde para crear conciencias

  • Hombre y Territorio es una asociación dedicada la investigación, conservación y divulgación ambiental

Comentarios 2

Patricio Peñalver, biólogo, está convencido de que "todo aquello que se conoce se cuida mejor". Esta filosofía es uno de los pilares de la entidad que un grupo de científicos y pedagogos fundaron hace once años. La Asociación Hombre y Territorio se dedica a la "investigación, conservación y divulgación del patrimonio natural, principalmente en Andalucía", explica David León, compañero de Peñalver en la labor de coordinación de esta organización.

Ambos coinciden en que existe una necesidad de acercar la ciencia a la sociedad. Con este objetivo, Hombre y Territorio edita desde 2011 la revista Chronica Naturae, para que investigadores de universidades, fundaciones y centros de estudio puedan divulgar sus proyectos. Según apuntan León y Peñalver, esta publicación -gratuita a través de internet- "ha tenido mucho tirón en los cuatro números que han salido".

En la misma línea de promoción de la educación ambiental, la entidad apuesta muy decididamente por las actividades de voluntariado: "Es una herramienta muy poderosa. El participante tiene la oportunidad de conocer cómo se trabaja". Muchos de los proyectos impulsados por Hombre y Territorio son realizados por voluntarios. Es el caso del programa Posimed Andalucía, una acción que consiste en el seguimiento de las poblaciones de la posidonia oceánica, una planta acuática endémica del Mediterráneo.

"Cualquiera puede ser voluntario. Hay mucha variedad de género y formación previa", señala David León. Precisamente con el objetivo de dar a conocer a las organizaciones que trabajan con estos colaboradores altruistas, Hombre y Territorio ha promovido el Encuentro de Entidades Andaluzas de Voluntariado Ambiental, que tendrá lugar mañana en el aula magna del edificio rojo de la Facultad de Biología, en el campus Reina Mercedes. Las entidades participantes son tanto locales como regionales e internacionales -como Seo Birdlife o WWF Adena-, pero todas tienen proyectos en la región: "Queremos que se convierta en un foro donde las asociaciones más grandes presenten sus proyectos, y las más pequeñas se den a conocer", afirma León.

En el ámbito de la divulgación, la Asociación Hombre y Territorio lleva varios años trabajando con las administraciones púbicas en iniciativas como la campaña de sensibilización sobre el estado de las cinco especies de carnívoros que hay en el entorno de Doñana o sobre las poblaciones de coral naranja en espacios protegidos del Mediterráneo andaluz. La labor de la entidad con estos proyectos consiste en crear documentación que sirva para concienciar a la población y su distribución por ayuntamientos, centros cívicos o colegios.

Hombre y Territorio también organiza visitas guiadas para escolares y grupos a enclaves destacados dentro del patrimonio natural andaluz, como la Sierra Norte de Sevilla, Grazalema, Aracena, Doñana o el Torcal de Antequera. Una variación de estas rutas son las que organizan desde el año pasado para mostrar la fauna urbana. "En algunas ocasiones, las ciudades son auténticos reservorios", explica León, que destaca la colonia de cernícalos de la Giralda y la presencia de murciélagos de gran porte en Sevilla.

Para poder realizar estas actividades, además de contar con la financiación de las administraciones, la asociación organiza cursos de formación en buceo recreativo y biología marina. Esta iniciativa comienza con clases teóricas en la sede de Hombre y Territorio y tiene una parte práctica, primero en una piscina en Sevilla y luego en una playa de la Costa Tropical de Granada. "Los buceadores tienen interés deportivo y también en lo que ven debajo del agua", apunta Peñalver para destacar que es una forma de crear sensibilidad ambiental, que es, en definitiva, lo que pretende Hombre y Territorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios