Ocio

Planes para el puente de octubre

  • Turismo enológico, un paseo por la Historia o una visita a la playa son algunas de las propuestas

En plena época de vendimia, el turismo enológico es una opción. En plena época de vendimia, el turismo enológico es una opción.

En plena época de vendimia, el turismo enológico es una opción. / M. G.

Nunca un festivo fue tan bien recibido. El Día de la Hispanidad –también del Pilar– se celebra el 12 de octubre, que casualmente este año cae en viernes. Esa bendita casualidad convierte el festivo en puente e invita a todo aquel que pueda disfrutarlo a tomarse esos días de asueto de una forma especial.

Los habrá que prefieran quedarse en casa y aprovechar para hacer maratones de películas y series, e incluso hacer el cambio de armarios, pero los espíritus aventureros pueden emplear esos días en hacer algo especial. Sin tener que irse muy lejos, los más inquietos pueden recurrir al amplio abanico que Andalucía les ofrece.

Conocer las bodegas de Jerez y Sanlúcar de Barrameda

Época de vendimia en muchos lugares de nuestra geografía, el puente de octubre es una época ideal para hacer alguna ruta del vino y adentrarse a descubrir los secretos de esta bebida espirituosa. Jerez o Sanlúcar de Barrameda, con innumerables bodegas, son un destino perfecto para hacer enoturismo. Las Bodegas William & Humbert, las Bodegas Tío Pepe, las Bodegas Maestro Sierra, Bodegas Emilio Lustau o las Bodegas Sandeman, en el caso de Jerez, son algunas de las opciones. Algunas funcionan con reserva previa, pero la mayoría de ellas ofrecen una visita con degustación de vinos maridados con productos de la tierra.

Visita a unas bodegas. Visita a unas bodegas.

Visita a unas bodegas. / M. G.

En el caso de Sanlúcar de Barrameda, las Bodegas Barbadillo, con su Museo de la Manzanilla, las Bodegas Hidalgo (La Gitana), Bodegas La Cigarrera, Bodegas Argüeso o las Bodegas Delgado Zuleta son algunas de las opciones. Al igual que en Jerez, muchas funcionan con reserva previa y, además, cuentan con catas, degustaciones y actividades paralelas.

Adentrarse en la historia

Andalucía emana historia por los cuatro costados. Monumentos, restos arqueológicos, la morada de escritores ilustres... Un sinfín de lugares emblemáticos que gracias a los días de puente se pueden llegar a conocer en profundidad.

Córdoba, a una escasa media hora si se acude en tren, es uno de los destinos idóneos para este puente. La Mezquita, el Puente Romano, el Alcázar de los Reyes Cristianos, el Templo Romano o Medina Azahara (declarada Patrimonio Mundial de la Unesco el pasado julio) son algunas de las visitas obligadas en Córdoba. Localizado en el término municipal de Tarifa, el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia, declarado Monumento Histórico Nacional, es otro de los lugares que se pueden visitar este puente. Atractivo tanto para niños como mayores, Baelo Claudia es un trocito de Historia a la que llegar en apenas unas horas de coche.

Baelo Claudia. Baelo Claudia.

Baelo Claudia. / M. G.

Aunque el principal reclamo de Granada es la Alhambra. La alta demanda de visitas y la preservación del monumento hacen que para verla haya que pedir cita con bastante antelación. Pero Granada es más que la Alhambra, por eso este puente es la oportunidad para descubrirlo. Un atardecer en el Mirador de San Nicolás, una visita a la Casa del Chapiz, perderse por el Albaicín, el Paseo de los tristes o un poco de rélax en los baños árabes Hammam Al-Andalus son algunas de las propuestas.

Una última visita a la playa

Aunque ya estemos en pleno otoño, los termómetros parecen indicar lo contrario. Por eso el puente de octubre es la excusa perfecta para disfrutar de la playa por última vez. Menos masificadas que durante el verano, las playas en esta época del año presentan su mejor versión. Las temperaturas agradables hacen posible el baño y los dorados del otoño regalan atardecer más naranjas todavía.

Atardecer en Cádiz con el Castillo de San Sebastián al fondo. Atardecer en Cádiz con el Castillo de San Sebastián al fondo.

Atardecer en Cádiz con el Castillo de San Sebastián al fondo. / M. G.

Si para el mundo París es la ciudad de la luz, para Andalucía es Cádiz. Sus playas de arena fina, donde el sol parece dorar los granos, hacen de la ciudad un pequeño paraíso. La playa de la Victoria (con más de cuatro kilómetros), la Caleta, Cortadura... Cualquiera es buena, aunque los mejores atardeceres se ven desde la Caleta. Cádiz, además, bien merece un paseo por sus calles, algo que también se puede hacer durante el puente. A Cádiz capital se unen las playas de su provincia, como Conil, Tarifa o Bolonia. Si se prefiere la costa onubense, Mazagón, Isla Cristina o Punta Umbría (donde, además, se disfruta del buen pescado) son otros de los lugares en los que pasar el puente.

Desconexión tecnológica

También se puede aprovechar el puente para una escapada de relajación total. Entre ellas, destacan cursos de yoga al aire libre, los retiros de meditación y los planes de desintoxicación tecnológica, muy necesarios en estos tiempos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios