Vivir

XIII Homenaje de la Tertulia Justicia y Caballo

  • La familia Moya, como juristas de referencia en Sevilla, y el maestrante y ganadero Felipe Morenés y de Giles serán reconocidos el próximo 18 de junio en el restaurante La Raza

  • Juan Moya García y su hijo, Juan Moya Sanabria, serán homenajeados a título póstumo

Sebastián Moya Sanabria, Carmen Moya Sanabria y Felipe Morenés y de Giles. Sebastián Moya Sanabria, Carmen Moya Sanabria y Felipe Morenés y de Giles.

Sebastián Moya Sanabria, Carmen Moya Sanabria y Felipe Morenés y de Giles. / D. S.

El próximo martes, 18 de junio, el restaurante La Raza vuelve a acoger la comida-homenaje que la Tertulia Justicia y Caballo organiza con el fin de reconocer los méritos y carrera de personalidades del mundo de la Justicia y del caballo. En su XIII edición, la familia de juristas Moya y el maestrante Felipe Morenés y de Giles son los homenajeados.

A título póstumo, Juan Moya García y su hijo Juan Moya Sanabria serán recordados y reconocidos junto a la abogada Carmen Moya Sanabria y su hermano, el juez Sebastián Moya Sanabria. "Un acto que me emociona especialmente porque mi padre en vida recibió muchos homenajes pero éste es el primero a título póstumo", expresa Carmen Moya.

Los Moya, una estirpe de reconocidos juristas

La saga Moya arranca con Juan Moya García (1919-2003) cuando, tras casarse y ejercer de pasante de Antonio Moreno Sevillano, se instala en Contratación 4, una casa comprada por el abuelo materno de su mujer, Margarita Sanabria, donde nacieron todos sus hijos, menos el último, Sebastián, que lo hizo en Alcalá de Guadaíra por deseo expreso de su padre. A partir de ahí, la historia de la abogacía en la ciudad es indisoluble de este despacho.

Siete hijos y 16 nietos son el legado del que fue uno de los mejores procesalistas, civilistas y mercantilistas del momento. Le siguieron la estela tres de sus hijos: Juan Moya, que se independizó del despacho paterno con el paso del tiempo, Carmen Moya, que permaneció ligada a su padre profesionalmente hasta el final, y el pequeño, el juez Sebastián Moya.

La capacidad de liderazgo del padre, la aprendieron sus hijos, destacando con méritos propios. En el caso de Juan Moya Sanabria (1951-2007) es reseñable su tarea no sólo como jurista sino como político. Fue senador y ocupó los cargos en la cámara de presidente en Comisión de Justicia. No menos importante fue su vinculación con el mundo de las cofradías, siendo, al igual que su padre, pregonero de la Semana Santa de Sevilla y hermano mayor de Los Estudiantes. Ambos también fueron condecorados con la Cruz de Raimundo de Peñafort.

Padre e hija también tuvieron múltiples nexos de unión. Ambos académicos numerarios de la Sevillana de Legislación y Jurisprudencia, Carmen Moya fue, además, la primera mujer académica de número. También fue la primera vicedecana del Colegio de Abogados y la primera árbitro de la corte arbitral de la Cámara de Comercio.

En la actualidad, Juan Moya Gómez, hijo del fallecido Juan Moya Sanabria, continúa con la tradición familiar en su despacho de la calle Adolfo Rodríguez Jurado.

Felipe Morenés y de Giles

Felipe Morenés y de Giles, es marqués de Villarreal de Burriel, ganadero y maestrante de Sevilla y Ronda. Por su vinculación al mundo del caballo será también homenajeado el próximo martes por la tertulia.

Propietario de la yeguada Marqués de Villarreal de Burriel de caballos pura raza hispano árabes, goza del título de Caballero profeso del hábito de Calatrava y Caballero Gran Cruz de la Hermandad Nacional Monárquica de España. Es hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios