Vivir

Más de un año a pedales desde Bangkok a Sevilla

  • Una pareja recorrerá 25 países en bicicleta con el fin de recaudar fondos para la fundación Thin Green Line

Marleen Schaefer y Serafín Orejuela en sus bicicletas. Marleen Schaefer y Serafín Orejuela en sus bicicletas.

Marleen Schaefer y Serafín Orejuela en sus bicicletas. / m. G.

El avión tardó doce horas en llegar desde Sevilla hasta el aeropuerto de Bangkok. Ahora tienen 18 meses por delante para realizar el mismo recorrido a la inversa, sin utilizar otro transporte que sus bicicletas. El 12 de enero empezaron a pedalear en la capital tailandesa la bióloga germana Marleen Schaefer y el policía local sevillano Serafín Orejuela camino de regreso a casa. El viaje discurre, entre otros países, por: Tailandia, Myanmar, Laos, Vietnam, China, Kirguistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Irán, Turquía y la costa mediterránea europea hasta su destino final.

El sevillano comenta que, durante una larga ruta, lo peor para él serán las bajas temperaturas en la cordillera del Pamir, cuando recorran la conocida Karakorum Highway que alcanza los 5.000 metros de altitud y temperaturas de hasta 15 grados bajo cero. Para la alemana, sin embargo, son las altas temperaturas el problema, ya que en el desierto Uzbeko pueden llegar a superar los 45 grados.

Además de las condiciones físicas y climatológicas, otro problema que les preocupa es puramente burocrático: los visados. Algunos países como China o Turkmenistán conceden visados sumamente cortos para las distancias que deben recorrer. En el caso de China, son sesenta días para recorrer casi 6.000 kilómetros y en Turkmenistan son cinco días para más de 500.

Ya sufrieron este tipo de contratiempo en Myanmar, donde al no poder ser alojados por particulares ni acampar legalmente, debieron pedalear etapas de más de 100 kilómetros por caminos y pistas sin asfaltar, hasta llegar a uno de los albergues autorizados a alojar extranjeros en este país.

Las bicicletas están equipadas con cuatro alforjas, una bolsa suplementaria con capacidad de transportar 25 litros y una bolsa de manillar. En su interior transportan más de cuarenta kilos de material.

Actualmente se encuentran en Laos, visitando el Área Nacional protegida Nam et Phou. A través del patrocinio de The Thin Green Line, han sido invitados a este parque para ver de primera mano como se trabaja y gestiona el mismo y los problemas ambientales que le afectan: la caza furtiva y la tala ilegal de árboles.

Estos ciclo viajeros, además de dar pedaladas, tratan de pasar por el mayor número de áreas naturales posibles, realizando entrevistas y artículos a personas relacionadas con el medioambiente. Se publican regularmente en su pagina web www.pedalverde.net y tratan de recaudar fondos para la fundación The Thin Green Line, una organización que forma y apoya agentes forestales en países del tercer mundo con el fin de proteger la vida silvestre y lugares salvajes contra la caza furtiva y otras amenazas, como la deforestación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios