Vivir

Los gipsy scream mejoran pero no terminan de aterrorizar en cuartos

  • El pase a semifinales de la chirigota de Pablo de la Prida y Jesús Berhárquez parece en el aire.

Chirigota Los gipsy scream

La chirigota de Sevilla no acaba de arrancar en este Concurso de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (COAC). Los gipsy scream, pese a que mejoraron con respecto a su estreno en preliminares, no aprovecharon su actuación de cuartos para dar un golpe en la mesa, por lo que su pase a las semifinales queda en el aire con cinco sesiones aún por celebrarse. Aún así disfrutaron de una calurosa despedida del Gran Teatro Falla.

La chirigota de Pablo de la Prida y Jesús Benhárquez sigue lastrada por la sombra del éxito de los Daddy Cadi, aunque creció en repertorio y con la introducción de novedades, algunas más acertadas que otras, en la presentación y el popurrí. Sí funcionan en la pieza de arranque los cambios en la escena o detalles como que ellos sí "avisan con tiempo para comprar las entradas" en sus taquillas, en referencia al método el Ayuntamiento de Cádiz de anunciar la venta de entradas con una hora de antelación, o el del "chino estornudando" que asusta al final del túnel, por el Coronavirus. 

Un momento de la actuación de Los gipsy scream en cuartos de final. Un momento de la actuación de Los gipsy scream en cuartos de final.

Un momento de la actuación de Los gipsy scream en cuartos de final. / Jesús Marín

Bien los pasodobles, sobre todo el segundo enumerando las actitudes machistas de muchos hombres que luego se vanaglorian de defender el feminismo y la igualdad de la mujer: "no me hables de igualdad, ni de feminismo, menos golpes de pecho y primero cambia tu mismo". Algo más enrevesado el primero, que empieza hablando de que "tienen miedo a darle miedo" a los niños que los esperen para verlos a actuar y acaba en un mensaje a los pequeños que sufren acoso escolar: "si en el cole otra vez, ese monstruo llegara, piensa en tu chirigota y después ríete en su cara".

También desiguales los dos cuplés. Bien hilado y de remate simpático el primero, sobre los disfraces en pareja que acaban con guasa sobre el Carli y el Subiela, ratones en la comparsa Los listos: "si el Subiela va de ratón, yo creo que el Carli tenía que haber ido de teclado". Bastante mejor el segundo al ex entrenador del Málaga Víctor Sánchez del Amo, despedido tras salir a luz un vídeo sexual suyo: "pon el móvil en vertical, porque si lo pones en horizontal, po-ya no te cabe".

Pocas modificaciones de efecto en el popurrí, donde las cuartetas que más siguen funcionando son las del niño de El orfanato y la de la niña de El exorcista. ¿Habrá más sustos?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios