Vivir en Sevilla

Cinco heladerías de Sevilla con creaciones que te sorprenderán

Un helado de la heladería Bolas

Un helado de la heladería Bolas / RRSS

Con la llegada del calor a la ciudad nada apetece más que algo fresco para tomar como una granizada o un helado. La ciudad está repleta de heladerías con multitud de opciones de todos los gustos e incluso con opciones sin lactosa y veganas. Los sabores de toda la vida (chocolate, vainilla, caramelo, pistacho...) no fallan en ninguna de ellas pero hay algunos establecimientos que hacen elaboraciones realmente originales y sorprendentes. Hoy te hablamos de algunas de las heladerías de Sevilla que tiene helados con sabores poco comunes y que no dejan indiferente a nadie. 

Heladería Bolas

Si por algo es famosa la heladería Bolas es por sus creaciones peculiares en determinadas épocas del año. Durante la pasada Semana Santa elaboraron un olor con sabor a incienso en recuerdo al puesto de esta resina que se ubica en la calle Córdoba. En Feria crearon otro helado con sabor a rebujito. En ocasiones anteriores ha hecho helado con sabor a vermut. Bolas tiene tres establecimientos en Sevilla en la calle Orfila, 1, en la calle Herbolarios, 20 y en la calle Feria, 39. 

Heladería Verdú

La Heladería Verdú también se hizo famosa hace algún tiempo por elaborar un helado con sabor a rebujito en el que el frescor y los toques a Manzanilla estaban presentes en su creación. Fue uno de los helados mas vendidos en su momento, aunque en su local ubicado en la calle Esperanza de Triana, 3, cuentan con más de 60 tipos de helados que llevan preparando desde 1972.

María Limones

María Limones tiene establecimientos heladeros en la calle San Jacinto, en la calle Córdoba y en Puente y Pellón y como dato característico, siempre hay colas de personas junto a sus vitrinas cuando aprieta el calor. María Limones nació en la costa de Huelva, donde es marca de referencia, hace 12 años. Con tres heladerías en La Antilla, Islantilla e Isla Canela. Sus creaciones son totalmente artesanales y elaboran los helados a diario. Sus helados moñas reconocidos son los de fruta fresca natural, como el de fresas de Huelva, el de chocolate Camoy (con 85% de cacao, sin leche, ni gluten y vegano), el de crema catalana o el cremino de chocolate blanco y pistacho. 

Gloria y Rositas

Ubicada en la calle Zaragoza, esta heladería acaba de abrir en el mismo lugar donde hace unos años estuvo la emblemática heladería La Fiorentina. En Gloria y Rositas mezclan tradición y esencia con innovación, considerándose algo más que una heladería, una casa de helados. Entre sus creaciones más peculiares se encuentran la Nocciola de Piamonte, la Crema de Sevilla en honor a la que elaboraban en La Fiorentina, la tarta crem roché o el de cassata siciliana. 

Helados La Abuela

Se trata de una franquicia que ha abierto su establecimiento en la Avenida de la Constitución, justo enfrente de la Catedral de Sevilla. Esta ubicación da pie a que decenas de personas compren sus helados y se sienten en las escalinatas que borden la Catedral para tomarlos. Lo particular de esta heladería es que no añaden conservantes a sus preparaciones y tienen multitud de sabores que no se encuentran en otras heladerías como helados de pestiño o de chocolate fondant con naranja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios