Vivir

Robles se suma al homenaje a La Casera

  • El señero restaurante sevillano se suma al 70º aniversario de la fábrica de gaseosas con un menú, maridado con sus bebidas, hasta final de octubre

Juan Robles y su hija Laura, en la puerta de su restaurante en la calle Álvarez Quintero. Juan Robles y su hija Laura, en la puerta de su restaurante en la calle Álvarez Quintero.

Juan Robles y su hija Laura, en la puerta de su restaurante en la calle Álvarez Quintero. / M.G.

La Casera acaba de cumplir 70 años y Restaurante Robles ya ha cruzado el simbólico umbral de los 65, pero ambas firmas, tan imbricadas en la gastronomía sevillana, están a años luz de jubilarse. Todo lo contrario. Celebran la vida en torno a una mesa con pura efervescencia.

Y es que Robles, para homenajear a la popularísima fábrica de bebidas carbonatadas por sus siete décadas en el mercado, ha creado un menú especial, disponible en sus establecimientos hasta finales del próximo mes de octubre al precio de 36 euros más IVA, bebida incluida.

Juan Robles, el patriarca de la señera firma de restauración sevillana, resaltó en el almuerzo de presentación del menú el estrechísimo vínculo que siempre ha persistido entre sus establecimientos y La Casera: “Es importante mantener la calidad y el sabor a lo largo de tantos años y ellos lo logran, además de su gran formalidad en el reparto, para nosotros es un gran placer sumarnos a la celebración de sus 70 años con nuestra propuesta”.

Sentado a su lado, su hijo Pedro expresó que para su cadena de restaurantes (doce establecimientos que emplean actualmente a más de 200 profesionales del sector de la restauración) “es todo un honor” sumarse “a esta efeméride de una firma con la que hemos ido de la mano y de la que somos embajadores, pues jamás ha faltado en nuestra nevera y siempre hemos estado abiertos a sus nuevos productos, como es ahora el caso de Distinto, que seguró que será otro éxito de la marca”.

El menú empieza con una fresca ensalada de tres tipos de tomate (kumato, negro y de Los Palacios) con jamón ibérico, brotes mixtos, rábado, cebolla morada y maíz baby; le sigue el plato principal, un arroz con cola de toro desmigada y verduritas de un intenso y a la vez equilibrado sabor que inspira la infalible comida casera bien hecha, la que reúne a la familia y los amigos en torno a una mesa en cualquier hogar de Sevilla. Esos momentos de encuentros en los que burbujean las bebidas carbonatadas.

Para maridar estos platos, el conocido tinto de verano de La Casera y la novedad, el “blanco de verano” denominado Distinto, que ya se abre paso en bares y restaurantes como alternativa. En su caso, cambia el vino tinto (tempranillo) por el blanco de la uva verdejo para combinarlo con la gaseosa.

Irantzu Basterrechea, Relaciones Públicas y Eventos de Schweppes Suntory España, propietaria de La Casera, agradeció en la comida a la familia Robles el homenaje en forma de menú: “No hay nada más contemporáneo que apoyar las cosas de toda la vida...”.

El postre, una nueva creación de Laura Robles, maestra repostera de la familia, también contiene un guiño a la firma de gaseosas: una espuma de leche merengada va acompañada de sendos cucuruchos de sorbete artesano con los sabores de las bebidas servidas anteriormente con los platos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios