Belleza y ética

The Body Shop: cosmética responsable

  • La marca inglesa lleva más de 40 años promoviendo prácticas éticas en el campo de la cosmética y está embarcada el reto de prohibir la experimentación animal en este sector a nivel mundial.

Presentación en la tienda de Sierpes de los nuevos productos de The Body Shop Presentación en la tienda de Sierpes de los nuevos productos de The Body Shop

Presentación en la tienda de Sierpes de los nuevos productos de The Body Shop / The Body Shop (Sevilla)

The Body Shop es una marca de cosmética con miles de tiendas en todo el mundo y que desde su creación en 1976 ha destacado por ser una empresa con unos fuertes valores. Llevan más de 40 años luchando contra la experimentación animal en el sector, promoviendo el uso responsable de materias primas para cuidar el ecosistema y apoyando a las comunidades de comercio justo obteniendo todos sus ingredientes de forma ética.

Sus productos, desde las famosas mantecas corporales hasta las fragancias y el maquillaje, son 100% vegetarianos y 60% veganos. El motivo por el que no son 100% veganos es la utilización de algunos ingredientes derivados de animales, siempre sin implicar sacrificio ni maltrato, como son la miel, cera de abejas y la lanolina. Todas sus líneas de productos incluyen el sello Leaping Bunny, que certifica que tanto la empresa como sus proveedores trabajan sin crueldad animal.

La marca inglesa fue la primera firma de cosmética en luchar contra la experimentación animal y es cruelty free desde su inicio. Sus esfuerzos ayudaron a conseguir la prohibición de esta práctica en Europa en 2013. Su nueva misión es conseguir 8 millones de firmas (de las que ya tienen más de 6) en su petición para que la prohibición sea a nivel mundial y presentarlas en la próxima asamblea general de las Naciones Unidas.

Campaña de firmas contra la experimentación animal Campaña de firmas contra la experimentación animal

Campaña de firmas contra la experimentación animal / The Body Shop

Para que sean seguros, The Body Shop prueba toda su cosmética en tres fases:

1. Análisis n-silico: comprueban la idoneidad de los materiales en base a datos existentes.

2. EpiDerm: controles en laboratorio sobre tejidos de células humanas que reaccionan igual que las reales.

3. Pruebas de parche en personas: etapa final bajo supervisión de expertos médicos para cerciorarse de que el producto es seguro y eficaz cosméticamente.

Además, otro de los pilares de la empresa es el uso de materiales de calidad obtenidos de comercio justo con la menor huella medioambiental posible. Sus ingredientes son naturales, de origen natural o sintéticos. Los naturales se obtienen de las plantas con un procesamiento de bajo impacto e incluyen minerales como el talco e ingredientes producidos por animales como la cera de abeja y la miel. Los de origen natural también se obtienen de las plantas, pero se someten a algún tipo de modificación para hacerlos más funcionales, como el aceite refinado. Los sintéticos son de creación humana, no se encuentran en la naturaleza y algunos incluso son más funcionales y más ecológicos que los naturales. Además, la empresa trabaja año tras año para que el envasado del producto sea lo más sostenible posible y están reduciendo el uso del cartón eliminando todas las cajas que sean innecesarias.

Algunas de las líneas de cuidado facial de The Body Shop en su tienda de la calle Sierpes. Algunas de las líneas de cuidado facial de The Body Shop en su tienda de la calle Sierpes.

Algunas de las líneas de cuidado facial de The Body Shop en su tienda de la calle Sierpes. / The Body Shop (Sevilla)

Hayas comprado alguna vez en The Body Shop o no, seguro que conoces algunos de los artículos más emblemáticos de la marca como las mantecas corporales o los productos de moringa. Este verano nos presentan dos nuevos productos estrella: los yogures corporales, 100% veganos con una fórmula súper ligera que absorbe en 15 segundos sobre piel seca o mojada, y los face mist, sprays faciales enriquecidos con ingredientes naturales que darán una nueva vida a tu rostro frente al calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios