Moda flamenca

El traje de flamenca, propuesto como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Presentación de Simof en el Parque de María Luisa. Presentación de Simof en el Parque de María Luisa.

Presentación de Simof en el Parque de María Luisa. / José Ángel García

La moda flamenca es uno de los sectores más castigados por la pandemia. Completamente estacional, la industria de la moda flamenca, una de las que mayor proyección internacional tiene, vive sus peores momentos a raíz de la pandemia por coronavirus. Sin ferias ni romerías, los diseñadores y artesanos de la moda flamenca han visto cómo su actividad y, en consecuencia, sus ingresos se han visto reducidos a cero.

La inestabilidad a la que el sector está sometida, ha llevado a artesanos y diseñadores a reivindicar sus derechos y, a pesar de que pasarelas como Simof o We Love Flamenco les han dado visibilidad a nivel internacional, su situación sigue siendo bastante crítica. Ahora, en medio de tanta incertidumbre y con un futuro bastante oscuro, desde la asociación Qlamenco acaban de iniciar los trámites pertinentes para la consideración de la moda flamenca y su artesanía como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Una pequeña dosis de esperanza para otorgarle a la moda flamenca el lugar que se merece en el peor momento de la historia de esta industria.

Así, el editor de moda y director artístico de moda Pedro González, como presidente de Qlamenco, asociación de diseñadores y empresarios de moda y artesanía flamenca, acaba de anunciar que desde la asociación han iniciado los trámites pertinentes para la consideración de la moda flamenca y su artesanía como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Las empresas integrantes de Qlamenco, Adelina Infante, Ana Morón, Antonio Gutiérrez, Atelier Rima, Carmen Latorre, Carmen Vega, De lunares y volantes, Francisco Tamaral, Fina Estampa, Gil Ortíz, avier García, Javier Jiménez, José Galván, Juan Foronda, Loli Vera, Luis Fernández, Miriam Galvín y Yolanda Rivas consideran que el traje de flamenca y la artesanía que conlleva son susceptibles de ser considerados como Patrimonio de la Humanidad en base a una serie de consideraciones.

¿Por qué el traje de flamenca debería ser Patrimonio de la Humanidad?

Desde la asociación Qlamenco consideran diversos aspectos por los que el traje de flamenca y la artesanía deberían ser Patrimonio de la Humanidad.

En primer lugar, el Traje de flamenca y sus accesorios se conforman no solamente como imagen de Andalucía sino como la imagen de España ante el mundo. No existe un visionado de la cultura española que no reseñe el traje de flamenca como imaginario cultural de nuestro país.

Además, el traje de flamenca y sus accesorios en su lenguaje se ha convertido en un estilo icónico de la moda internacional. El lenguaje del flamenco se yergue como un estilo reiterado en sus formas y principios a lo largo de la historia de la moda .

Así es la colección 2020 de flamenca de Ana Morón, todas las fotos del desfile en SIMOF Así es la colección 2020 de flamenca de Ana Morón, todas las fotos del desfile en SIMOF

Así es la colección 2020 de flamenca de Ana Morón, todas las fotos del desfile en SIMOF / Belén Vargas

El traje de flamenca comenzó su andadura iconográfica y formal a partir del siglo XIX desde la evolución del vestido popular festivo de las mujeres gitanas que comercializaban con sus familias sus productos artesanales y productivos. La fusión entre las líneas populares y la indumentaria burguesa originó un modelo de indumentaria el traje de flamenca que configuró un prototipo de indumentaria que se expandió a todos los festejos populares de la comunidad andaluza.

Francisco Tamaral presenta 'Iris' en SIMOF 2020, todas las fotos del desfile Francisco Tamaral presenta 'Iris' en SIMOF 2020, todas las fotos del desfile

Francisco Tamaral presenta 'Iris' en SIMOF 2020, todas las fotos del desfile / Belén Vargas

Además, el proceso de internacionalización visual del traje de flamenca y sus accesorios se origina a partir de las corrientes orientalistas y románticas que buscan la originalidad de tipos e imágenes propias de su sensibilidad. Desde sus inicios el traje de flamenca ha sincretizado su vinculación a las tendencias de la moda urbana y la alta costura. Así, el traje de flamenca comienza su evolución estilística hasta nuestros días.

Mantones cruzados en Juan Foronda y Rafa Díaz. Mantones cruzados en Juan Foronda y Rafa Díaz.

Mantones cruzados en Juan Foronda y Rafa Díaz. / Belén Vargas

El traje de flamenca extiende y guarda profesiones artesanales idiosincráticas de la comunidad andaluza que son propias y características de sus prototipos. El bordado manual andaluz, la aplicación de manualidades de cuero, la realización artesanal del flecado y mantoncillos, el diseño y la fabricación de accesorios como zapatos, flores y joyas ,conforman un conjunto estético incuestionable por ser reconocible e icónico.

El traje de flamenca, denominado también traje de gitana es moda flamenca y por lo tanto no entra en la nomenclatura del flamenco como parte integrante del mismo. El vestido utilizado en el baile flamenco no tiene nada que ver con el traje de flamenca o gitana, si bien beben de la misma raíz estética.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios