Mairena del Aljarafe

Un gran parque para una ciudad con "los pies en el suelo"

  • El gobierno local quiere licitar este año las obras del Parque Central, cuyo diseño se ha reformado para hacerlo menos costoso y más sostenible a largo plazo

Una imagen facilitada por el Ayuntamiento del área que ahora divide Mairena y que se convertirá en el futuro Parque Central. Una imagen facilitada por el Ayuntamiento  del área que ahora divide Mairena y que se convertirá en el futuro Parque  Central.

Una imagen facilitada por el Ayuntamiento del área que ahora divide Mairena y que se convertirá en el futuro Parque Central. / M. G.

Es habitual, en las conversaciones con el alcalde de Mairena del Aljarafe, Antonio Conde (PSOE), sobre su proyecto para el municipio que haga referencia al baño de realismo que supuso perder las elecciones, en 2011, tras la primera etapa en el gobierno, centrado en grandes propuestas que se toparon con la indiferencia de los ciudadanos y la crisis, que evidenció la dificultad de planteamientos grandilocuentes. Eso está marcando las prioridades en materia de urbanismo en el nuevo ciclo, centradas en resolver problemas, suprimir proyectos innecesarios -se descartó el traslado del Ayuntamiento a la Hacienda Rosales- y retomar otros, pero redimensionándolos en inversión y costes de mantenimiento. Es lo que ha ocurrido con el que, desde el PGOU de 2003, está llamado a ser un pulmón verde del Aljarafe: el Parque Central de Mairena, recogido en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) como parque metropolitano.

Son unas 20 hectáreas de terreno en torno al cauce del Porzuna (6,4 se incluyen en la primera fase), la gran brecha que ahora divide Mairena desde Ciudad Expo y que se conectará con el parque periurbano Porzuna, de otras 22 hectáreas. En su día, se sacó un concurso para el diseño, que se presentó en 2009. Ocho años después, la misma empresa, Eddea, se ha encargado del reformado para convertirlo en un proyecto "más con los pies en el suelo", "más viable económicamente", según el alcalde. De una inversión de 8 millones de euros, se estima que la primera fase ahora costará unos cinco, un dinero que ya está en el Ayuntamiento porque procede de convenios urbanísticos. La segunda fase, de tránsito al actual parque Porzuna y más forestal, se ejecutará más adelante.

FUENTE: Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Hace unas semanas, se presentó a los grupos políticos municipales, coincidiendo con la exposición pública del proyecto por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que, a través de la Comisaría de Aguas, debe autorizar la intervención que afecta al arroyo Porzuna. Una de las novedades en este sentido es que, si en el proyecto original se apostaba en gran medida por el soterramiento del cauce, ahora se mantiene a cielo abierto y se pone en valor. La Asociación de Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA) ha presentado alegaciones, para que el tratamiento sea lo más naturalizado posible y se recuperen, incluso, los 200 metros que en su día se soterraron. A la espera de cómo se resuelven y del informe de carreteras de la Junta, el proyecto no se da por cerrado al 100%, aunque la intención del gobierno local socialista es que las obras de la primera fase salgan a concurso antes de que acabe este mismo año.

El proyecto costará cinco millones, tres menos de lo previsto que cuando se presentó en 2009

El proyecto original se ha modificado en dos vertientes. Una tiene que ver con los cambios en infraestructuras de la Junta que afectaban directamente al parque, como la Ronda Sur o el tranvía. La otra tiene que ver con lo que el propio Conde define como "supresión de florituras", elementos costosos del proyecto original y más caros de mantenimiento a largo plazo.

En el primer caso, la modificación de la Ronda Urbana Sur -de la que se suprimieron los túneles previstos junto a Ciudad Expo- marcará ahora uno de los perímetros del parque por la zona este, en el que se ha planteado un paseo arbolado, que formará parte del mismo, pero que quedará fuera del cerramiento (el parque tendrá horario de apertura y cierre, algo nuevo también): el Paseo de Los Alcores. Se pretende dar respuesta al "gran flujo peatonal" que existe desde las urbanizaciones del sur de Mairena (Los Alcores) hacia Ciudad Expo. Incluirá un carril bici de 2,5 metros de ancho y entroncará también con la pasarela peatonal y ciclista hacia el Polígono Pisa.

En esta parte estarán situadas dos de las cuatro entradas al parque e incluye la franja de 7 metros de ancho de reserva "para la futura construcción de la plataforma del tranvía del Aljarafe", otro proyecto casi descartado en la práctica por la Junta y sin plazos para retomarse. De hecho, en el nuevo proyecto se coloca "temporalmente" sobre la reserva la principal bolsa de aparcamientos vinculada al parque: 88 plazas en batería y 96 en línea, con las reservas que prevé la ley para personas con movilidad reducida.

En cuando a la "supresión de las florituras", han desaparecido del proyecto original, además de mucho hormigón, fuentes o zonas de aguas artificiales, que requerían de mantenimiento, teniendo en cuenta que todo el parque se vertebra ahora alrededor del cauce de un arroyo, en torno al cual se crearán dos caminos longitudinales de cuatro metros de ancho. Se pretende realzar la parte de ese cauce que no está soterrado ya.

El nuevo plan pone en valor el Porzuna y se adapta al trazado actual de la Ronda Urbana Sur

También se han quitado del proyecto original distintas estructuras de elevado coste, incluida una llamativa en forma de ovni que iba a servir de singular "portada", cerca del que se convertirá en uno de los puntos de referencia del nuevo parque: la denominada Plaza de la Memoria, en la parte más pegada a Ciudad Expo. Según se define en el reformado, será un "lugar de estancia y exposición" -aquí sí- con una lámina de agua o "evocación del cauce histórico" y vegetación de ribera, zona de descanso y paneles expositivos. Como ocurrirá con el Paseo de Los Alcores será una zona vinculada al parque, pero que quedará fuera del cerramiento, más urbana o de transición. Justo aquí, el parque tendrá las otras dos entradas.

También se acondicionará el área colindante al actual centro de hípica, donde se habilitará una zona de skate, una de las novedades porque ahora no existe ninguna en Mairena del Aljarafe. Estará junto a uno de los acceso laterales. En el interior del parque habrá un área de juegos infantiles, junto a la cual se instalará un kiosco-bar. También se ha incluido un área canina con zona de agility; diversas plataformas para pícnic y media pista polideportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios