Susana Díaz asegura la estabilidad de estudios en los centros concertados

Susana Díaz, en su escaño. Susana Díaz, en su escaño.

Susana Díaz, en su escaño. / EFE

Comentarios 0

La educación pública primará sobre la concertada, pero todos los escolares que cursan hoy en la mixta podrán completar sus estudios en los mismos centros. Ésta es la doctrina del Gobierno de Susana Díaz. "Siempre que haya que elegir entre una línea pública y otra concertada, prevalecerá la pública, pero las familias pueden estar tranquilas porque sus hijos podrán acabar sus estudios en los mismos colegios", explicó la presidenta de la Junta al portavoz de IU, Antonio Maíllo.

La sesión de control al Gobierno pivotó en esta ocasión sobre el futuro de la concertada y, en consecuencia, sobre el de la pública. Para Antonio Maíllo, la Consejería de Educación debería acabar con las dudas y publicar, en marzo, cuáles son las plazas que se ofertan en cada uno de los centros. "No se trata de ir viendo según la demanda, sino de contratar", dijo Maíllo, que acusó a Susana Díaz de haber llegado a un acuerdo con los obispos andaluces sobre la enseñanza en los colegios católicos con conciertos. Díaz lo negó: "No sé qué tienen que ver aquí los obispos, usted sabrá, señor Maíllo".

La Consejería de Educación tiene previsto eliminar de algunos colegios concertados las unidades que se vayan quedando sin niños como consecuencia del descenso de la natalidad. No se trata de eliminar los conciertos, sino de reducir el número de aulas en función del número de alumnos. Esto sólo afectaría, de momento, a los primeros cursos, en Infantil, y siempre que los niños puedan incorporarse a otra aula en el mismo centro. Educación, de momento, no ha concretado cuáles son los colegios y unidades afectadas, pero serán algo más de una decena en toda Andalucía.

Maíllo mantiene que la Junta ha cambiado de criterio. El portavoz de IU subrayó que la "parada de movilizaciones" acordada por la patronal de la escuela concertada no se hace "'gratis et amore'", y en esa línea preguntó a la presidenta a "cuántas unidades de escuela pública ha pactado con los obispos andaluces que se van a quitar", así como "cuántos profesores van a dejar de ser contratados" en la educación pública y "cuántas unidades y aulas en colegios e institutos van a dejar de estar abiertos por el pacto que ha alcanzado con los obispos andaluces". IU sostiene que la educación pública está infrafinanciada en Andalucía, y que es necesario dotarla con un presupuesto similar al 5%. En su opinión, esta carencia se deja notar en algunas infraestructuras o en la privatización de los comedores, donde cada día es más común el uso de líneas frías.

A diferencia de lo que ocurre en otras comunidades como Cataluña y Madrid, la concertada es minoritaria en Andalucía, sólo se matriculan en sus centros un 19% de los alumnos y en más de 600 municipios andaluces no hay colegios mixtos: sólo públicos.

La portavoz de Podemos, Teresa Rodríguez, trató el mismo asunto, pero advirtió a la presidenta de que en la educación pública se prepara "no una marea, sino un tsunami que le pasará por encima". "Como en el caso de la sanidad", indicó. Teresa Rodríguez reprochó a la socialista que en otro debate parlamentario afirmó que en Andalucía "no hay marea blanca, ni verde, ni morada" pero ahora, advirtió, "a ver si le va a pasar por encima un tsunami educativo como le ha ocurrido con la sanidad" porque, ya hay convocadas movilizaciones dado que la comunidad educativa "sabe que está en riesgo y debe defender su bien más preciado, la escuela pública, y los va a encontrar en las puertas de sus delegaciones provinciales".

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios