'Fidelio', una llama hacia adelante

  • El Maestranza recupera su producción propia de la única ópera de Beethoven para abrir el curso lírico

  • José Carlos Plaza dirige escénicamente un montaje que cuenta con un soberbio elenco

Dos premios nacionales de teatro, el director José Carlos Plaza -responsable de la puesta en escena- y el figurinista Pedro Moreno, sobresalen entre los múltiples alicientes de la producción propia de Fidelio que el Maestranza recupera diez años después de su estreno para abrir la temporada lírica el próximo martes (con funciones también los días 27 y 30 de octubre). La única ópera que compuso Beethoven es, para el director musical Pedro Halffter, "la más universal de cuantas transcurren en Sevilla, porque mientras Carmen o El barbero describen la belleza de esta ciudad, en Fidelio se abordan valores eternos como la libertad y Sevilla es el horizonte que acaba identificándose con ese ideal".

La principal novedad con respecto al estreno absoluto en 2010 será "el elenco vocal", según declaró ayer José Carlos Plaza en rueda de prensa. Y no es una frase hecha porque entre quienes representarán este Fidelio, con la Sinfónica de Sevilla (ROSS) en el foso, figura Elena Pankratova -encarna a Fidelio, el nombre falso que adopta Leonore, la esposa de Florestan-, una soprano curtida en los siempre complicados roles de Wagner y Strauss que se enorgullece de seguir manteniendo el de Fidelio en su repertorio "porque es una ópera tan difícil que la mayoría de sopranos dramáticas la aparca después de estrenarla", aseguró. Le dará la réplica el tenor italo-alemán Roberto Saccà, que encarna a su encarcelado marido y regresa así al Maestranza veinte años después de cantar aquí La flauta mágica y tras triunfar en el Fidelio de la Opera de Zúrich, uno de los más aclamados de los últimos años. Además, esta reposición permitirá que debuten en Sevilla dos jóvenes talentos muy solicitados en el panorama lírico europeo: el bajo-barítono alemán Thomas Gazheli, que encarnará al malvado Pizarro, y el bajo Wilhelm Schwinghammer, nacido en Baviera y encargado de dar vida a Rocco, el carcelero cuya hija Marzelline -la soprano argentina Mercedes Arcuri- se enamora de Fidelio ignorante de sus disfraces, tribulaciones y querencias.

Pedro Moreno rehúye el tópico sevillano en un vestuario inspirado por Chillida y la geometría

La Fundación BBVA patrocina un espectáculo con el que el Maestranza conmemora el 25 aniversario de la Expo 92, la cita que, entre sus grandes legados, "dejó precisamente el coliseo lírico del Paseo Colón", según su director artístico. Con esta apuesta, BBVA se convierte en el principal benefactor de la temporada operística de un espacio que ha logrado "con esfuerzo" una programación "de primer nivel" y quiere seguir creciendo "hasta donde nos permitan las posibilidades", prosiguió Pedro Halffter.

La historia de Fidelio exalta la liberación y la defensa de la propia identidad, pero también habla de otros grandes temas como la represión, la corrupción o el amor, y lo hace mediante una propuesta escénica que rehúye de cualquier tipo de "anécdota" y "engañifa". "Nuestro montaje va a la esencia de la partitura y en él cobran importancia el alma y los grandes temas y pasiones de la humanidad que se abordan en el libreto", recordó Plaza, que contó en esta producción no sólo con los figurines de Pedro Moreno sino con la escenografía e iluminación de Francisco Leal, otro reputado profesional con el que lleva años formando equipo. Para la reposición le asiste ahora el intérprete, dramaturgo y director Gregor Acuña, que residió en su infancia y primera juventud en Hamburgo y ayer sorprendió gratamente en su faceta de traductor al español de los cantantes alemanes.

En su propuesta para el vestuario, Pedro Moreno quiso alejarse de los tópicos localistas, las mantillas y los volantes, para propiciar una "ruptura de la geometría" especialmente visible en detalles como el óxido de las ropas de los carceleros o los dibujos inspirados en Chillida para los trajes de las mujeres. "Sobresale el blanco, el color de la primera comunión y de los bautizos, que aquí empleé para vestir al protagonista y simbolizar su limpieza y libertad", repasó Moreno, un figurinista al que el gran público asociará siempre con su extraordinario trabajo en la película El perro del hortelano que dirigió Pilar Miró y que a él le valió el Goya.

Fideliocuenta la historia de Florestan, el adversario del gobernador Pizarro, quien lo retiene ilegalmente en una prisión estatal a las afueras de Sevilla junto a otros presos políticos. "Hasta su último aliento lucha por conservar su identidad", resumió Plaza. Su esposa Leonore se vestirá de hombre -lo que supone que la soprano debe cambiar de registro y hacer más grave y masculina su voz, especialmente en los recitativos- para intentar introducirse en la mazmorra y conseguir su liberación con la ayuda del ministro del rey, don Fernando (el barítono Adrian Eröd), tras haberse ganado la confianza de Rocco. Para Halffter, esta ópera cuya versión definitiva Beethoven estrenó en 1814 es "la versión escénica de la Novena Sinfonía (1824) con su fusión perfecta de solistas y coro que aquí, dirigido por Íñigo Sampil, tiene un papel esencial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios