el conflicto del taxi

Dimite el dirigente del taxi que sufrió dos asaltos en su domicilio

  • La junta directiva de Foro Taxi Libre renuncia al completo tras las últimas amenazas.

Juan Martín Caparrós, en su taxi. Juan Martín Caparrós, en su taxi.

Juan Martín Caparrós, en su taxi. / juan carlos vázquez

Comentarios 10

El mismo día que el delegado de Movilidad en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, negaba que existiera conflicto alguno en el sector del taxi de Sevilla, el presidente de una de las asociaciones del gremio presentaba su dimisión tras sufrir dos asaltos en su domicilio. Juan Martín Caparrós, líder de Foro Taxi Libre, presentó este miércoles su dimisión como máximo responsable de esta asociación, que ha abanderado, sin éxito hasta el momento, la petición al Ayuntamiento para que instaure el turno rotatorio de taxis en la parada del aeropuerto de San Pablo.

"Es imposible seguir en este clima de violencia. No se puede funcionar así, sabiendo que en cualquier momento te van a asaltar la casa. Nos impiden participar libremente", dijo ayer a este periódico el presidente de Foro Taxi Libre, que reunió por la tarde a sus afiliados y presentó su dimisión. Cuando lo hizo, toda la junta directiva de la entidad, compuesta por siete personas, siguió sus pasos. "No sólo he sufrido asaltos yo. El vicepresidente, que vive en una parcela, el otro día se encontró a dos taxistas del aeropuerto en el camino de entrada a su casa. Esto no se puede consentir".

Juan Martín Caparrós ha sufrido dos asaltos en menos de un mes. El primero de ellos ocurrió el 3 de febrero, cuando se encontró la puerta de su domicilio cubierta de excrementos. Este acto vandálico se produjo unos días después de que este representante del sector se reuniera con el grupo municipal de Ciudadanos, que hasta ahora ha sido el único partido político que ha alzado la voz contra el monopolio de un reducido grupo de taxistas en el aeropuerto de San Pablo.

El segundo acto de violencia sufrido por el ya ex presidente de Foro Taxi Libre ocurrió la tarde del domingo 26 de febrero. Martín Caparrós regresaba de pasar el fin de semana fuera de su casa y, al volver, se encontró con una pintada en la pared del rellano que decía "TDOS TAXIS JUDAS (sic)". La pintada debió realizarse entre las cuatro y media y las siete de la tarde, según los testimonios de dos vecinas que entraron y salieron a esas horas. Martín Caparrós denunció ambos hechos ante la Policía Nacional, que desplazó un equipo de Policía Científica a su casa para tratar de hallar algún resto biológico o huellas de los autores. Hasta el momento, ninguna persona ha sido detenido por la Policía en relación con estos hechos.

Además de los asaltos sufridos en casa del presidente, el 13 de febrero, en una concentración organizada por Foro Taxi Libre en la explanada de uno de los aparcamientos de la Feria, aparecieron varios taxistas del aeropuerto que grabaron a todos los asistentes con sus teléfonos móviles. Los incidentes y las amenazas le han hecho abandonar la primera línea de fuego en la que se ha movido en los últimos años. "Es hora de dar un paso atrás, aparcar nuestras rencillas personales y que sean otros los que solucionen el problema del taxi en Sevilla", dijo Martín Caparrós.

La asociación Foro Taxi Libre, que cuenta con 226 afiliados, continuará existiendo con otra nueva directiva, y además se creará otra nueva entidad con la que los taxistas de este colectivo reclamarán su presencia en el consejo de gobierno del Instituto del Taxi, que de momento no tienen permitida. Este organismo rechazó la semana pasada la propuesta de Ciudadanos de implantar el turno rotatorio en el aeropuerto de San Pablo, donde los incidentes, sabotajes y amenazas han sido continuos desde hace años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios