Urbanismo apuesta por los vecinos para cuidar los espacios regenerados

  • El plan de microactuaciones para recuperar las zonas degradadas se basará en la figura de los "serenos de barrios"

Los vecinos del Cerro del Águila lograron evitar que se construyeran 40 viviendas en el Parque Estoril como estaba proyectado en un plan de 1987. Desde entonces, el jardín, las pistas deportivas y el resto de instalaciones de uso público son gestionados por los residentes del barrio. Esta conquista vecinal es uno de los ejemplos que han seguido los técnicos de la Gerencia para apostar por una gestión ciudadana que cuide los espacios públicos regenerados una vez finalicen las obras. "Estamos planteando que existan actuaciones en las que los vecinos se impliquen en la gestión. Figuras conocidas como los serenos de barrios", señaló Ignacio Pozuelo, gerente de Urbanismo. Se baraja que una primera zona de actuación sean algunos tramos del margen del Guadalquivir.

Éste sería el nivel más alto de participación ciudadana previsto en el programa Reaviva, un plan de actuaciones en los barrios periféricos de la ciudad que durará todo el mandato de Juan Espadas y que recoge intervenciones en espacios en mal estado de conservación para su regeneración y propiciar su recuperación para los vecinos. En los grados inferiores se situarán aquellos proyectos seleccionados a partir de peticiones de carácter urgente o prioritario establecidos por los distritos. A un nivel medio, responderán aquellas actuaciones propuestas por la Gerencia y consensuadas con distritos y asociaciones de vecinos. La participación se haría más intensa y directa en el caso de proyectos de intervención urbanística en los que los vecinos participarán desde su concepción con una implicación abierta y continua en la redacción y en el diseño de los mismos. Este modelo se aplicará en el Paseo Juan Carlos I hasta San Jerónimo; en la Ronda del Tamarguillo; en Alcalde Manuel del Valle o en la avenida de la Paz. Antonio Muñoz, concejal de Urbanismo, aclaró que "habrá que dar tiempo para que se desarrolle esta participación en toda su extensión".

La comisión ejecutiva de Urbanismo aprobará mañana la licitación de siete proyectos por un importe de 777.948 euros y que arrancarán lo antes posible. Se trata de la accesibilidad en Bami-Virgen del Rocío; el carril bici para conectar la Avenida Reina Mercedes y el Parque del Guadaíra; la remodelación de la calle Justino Matute en el tramo comprendido entre calle Evangelista y calle Lucía de Jesús; la reurbanización de la calle Virgen de Regla y Esperanza de la Trinidad; la mejora de la pavimentación y mobiliarios en la Plaza de los Corrales de Torreblanca; y la adecuación de zona de juegos, pavimento y mejora de accesibilidad en Glorieta Olímpica.

Antes del verano está previsto que se concluya la redacción de otra serie de proyectos de inversiones en los barrios con una partida de millón y medio de euros. Se incluyen intervenciones para la mejora de la accesibilidad en la Avenida de Andalucía; acondicionamiento y adecuación de instalaciones en la fuente del Parque Amate; reurbanización de la Plaza Salesiano Don Ubaldo; mejora del entorno y accesos del colegio público Sebastián Bandarán; de la accesibilidad en la calle Tarfia; reurbanización de la calle Manila; mejora de la accesibilidad en la calle Luis de Morales; reurbanización de la calle Jaime Ferrán; acondicionamiento de la Plaza del Tívoli; mejora de la pavimentación de la calle Leñadores y de la accesibilidad en la calle San Vicente y Rockero Silvio; acondicionamiento de la Plaza del Olivo; reurbanización de espacios públicos en la barriada La Corza; y de la accesibilidad en la Estación de Santa Justa y el Centro de Salud del Porvenir. Urbanismo sostiene que la selección se ha realizado tras un diagnóstico de los barrios y en todos los casos ha conllevado un proceso de participación. Se trata de 16 obras que deben arrancar en dos meses.

"Habrá inversiones en todos los distritos, todas obtenidas a través de un análisis de las demandas de asociaciones, las peticiones registradas en todos los distritos o aprobadas en las juntas municipales y lo estudios realizados durante estos últimos meses". Muñoz desveló que se pretende que la tercera y última fase de este año cuente con una participación más directa y activa de los vecinos. Afectará a los proyectos de la recuperación de las plazas Galaxia y de la Candelaria, en el barrio Tres Barrios Amate; la construcción de una rampa en Ronda Padre Pío para la mejora de la accesibilidad y seguridad; la dotación de equipamiento en el Canal Ranillas, en el Parque Alcosa; la remodelación del bulevar de la Ronda del Tamarguillo y de la avenida de la Paz. "Se trata de un nuevo modelo de trabajo que se implantará progresivamente en la Gerencia de Urbanismo, un modelo de participación con el que también atendemos a un acuerdo adoptado en el Pleno municipal", abundó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios