Champions League: Spartak de Moscú - SEVILLA | minuto cero

Berizzo y la fidelidad a sí mismo

  • El técnico argentino asume el costo de las rotaciones en beneficio del equipo a largo plazo

  • "Su ataque es rápido y son precisos en el pase", advierte del Spartak

Eduardo Berizzo dialoga tapándose la boca con Ernesto Marcucci y otro abrigado ayudante en el estadio del Spartak de Moscú. Eduardo Berizzo dialoga tapándose la boca con Ernesto Marcucci y otro abrigado ayudante en el estadio del Spartak de Moscú.

Eduardo Berizzo dialoga tapándose la boca con Ernesto Marcucci y otro abrigado ayudante en el estadio del Spartak de Moscú. / fotos: ivan kolya

Comentarios 2

Interesante rueda de prensa de Eduardo Berizzo en la sala de prensa del impresionante estadio del Spartak de Moscú. El entrenador argentino, como es habitual en él, no rehuyó a ninguna de las preguntas que se le presentaron y se puede empezar perfectamente por el final, por la cuestión sobre las rotaciones y sus beneficios y perjuicios para la línea de juego del equipo.

Berizzo, pese a algunos rumores sobre un cambio de visión en este sentido, lo tiene muy claro. "Estoy de acuerdo con que la rotación o los múltiples cambios afectan a la línea de juego. El costo de los cambios es la crítica, la cual la asumo; el beneficio es llegar enteros como empezó la Liga. Repetir la formación tal vez daría más estabilidad al juego, pero este equipo tuvo el desgaste el año pasado por las tres competiciones y lo acusó al final. Acepto la crítica, pero el mismo convencimiento tengo de que nos impondremos en la línea de juego y de que creceremos durante la temporada. Contra el Athletic fue un problema que aumentáramos la participación de gente en ataque y eso lo atascó más y no lo descongestionó. El partido se pudo ganar en la primera parte. Resumiendo, el costo es no encontrar hoy la línea de juego, el gran beneficio es la línea de juego de toda la temporada. Entre una crítica por rotar y otra por agotar a los jugadores, opté por ser fiel a mí mismo", concluía un Berizzo que se mostraba muy firme con sus ideas.

Volviendo al principio de la rueda de prensa, ésta había arrancado, como es lógico, con una pregunta sobre el Spartak de Moscú. "El rival me preocupa en su totalidad, tiene dos atacantes verticales, rápidos, con buen uno contra uno. Cuenta, además, con un mediocampo con Fernando y Glushakov, que es bueno y cerebral. No podemos permitir pérdidas que encuentren a sus delanteros con espacios. Su ataque es rápido y sus habilitadores son gente precisa en los pases", analizaba el técnico argentino sobre el rival.Surge entonces una pregunta de un periodista ruso sobre el seguimiento realizado al Spartak. "Hemos visto todos los partidos del Spartak, inclusive los de su liga, viene de una victoria difícil el viernes y tal vez se asemeje más al de Liverpool que al de Maribor. El Liverpool sí lo obligó a defenderse durante más tiempo e imagino más parecido a ese partido con el Liverpool que con el Maribor".

Eduardo Berizzo, durante una rueda de prensa en el Spartak de Moscú. Eduardo Berizzo, durante una rueda de prensa en el Spartak de Moscú.

Eduardo Berizzo, durante una rueda de prensa en el Spartak de Moscú. / Ivan Kolya

Pero Berizzo prefiere centrarse en los suyos, no fijarse tanto en el adversario: "Siempre me preocupa más mi equipo que el rival, le prestamos atención al dibujo del Spartak para presionar con orden, pero siempre todo pasa por nosotros. Será un partido de jugar con mucho criterio, usar el balón correctamente, contra un rival que sabe esperar para salir a la contra con mucha velocidad. Eso será clave".

¿Les ha transmitido a sus futbolistas la trascendencia que puede tener ganar aquí para mantener el primer puesto del Grupo E? "No les he transmitido eso exactamente a mis jugadores, la lucha por el liderato. El objetivo es sacar puntos fuera y eso nos llevaría al partido de vuelta con muchas probabilidades abiertas. El plan es salir a atacar, a marcar, no somos un equipo que use su defensa como arma. Pero nos vamos a enfrentar a un rival duro, difícil, como seremos nosotros para ellos mañana".

Siguiente punto, los inconvenientes físicos de Kjaer y Banega, pero Berizzo apenas dejaba opción a la duda: "Soy optimista, sí, y esperemos que el entrenamiento confirme mi optimismo. Ojalá puedan ser de la partida".

Un periodista local le apunta entonces que el Spartak tiene una estadística negativa contra los equipos españoles. Berizzo pone cara de cierta sorpresa y no oculta su deseo: "No sé si eso corresponde a una estadística, ojalá mañana no se quiebre y continúe, que nuestro fútbol podamos imponerlo a nuestro rival y que sea un partido favorable para nosotros".

Las horas previas al partido son diferentes a la cita con el Liverpool, pero también pueden tener cosas similares: "Desconfío de las mismas cosas y confío en las mismas cosas en Liverpool. Respetamos a todos nuestros rivales, hay que cometer cero errores en defensa y acertar arriba. Hay que afrontar todos los trámites de los partidos, las diferentes fases, con la misma intensidad y hay que hacer daño al rival cuando se pueda hacerlo. Tanto lo que suceda mañana como en el regreso a Sevilla para nosotros será fundamental".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios