sevilla F.c.

Marcelino y la tormenta perfecta

  • La especialidad del Valencia, la contra, amenaza una crisis que abrió un mal sistema de vigilancias

Berizzo y Marcelino se saludan después de un Celta-Villarreal. Berizzo y Marcelino se saludan después de un Celta-Villarreal.

Berizzo y Marcelino se saludan después de un Celta-Villarreal. / atlántico

Comentarios 1

Con el ambiente enrarecido, la afición de uñas, las tintas cargadas en contra de Eduardo Berizzo y el club temiendo que la crisis se torne más honda y que se haga necesario actuar, el calendario no ha podido ser más cruel con el Sevilla haciéndolo coincidir mañana con el equipo más en forma de la Liga, el Valencia de Marcelino García Toral, que además llega descansado al no disputar competición europea y al que en Nervión temen como una vara verde viendo cómo ataca uno y como defiende otro.

La tormenta perfecta se ha formado alrededor de un Sevilla que en Moscú recibió un duro correctivo (5-1) al que le precedía otro disgusto aún no digerido en Bilbao (1-0), pero con un denominador común, un deficiente sistema de vigilancias defensivas que ha hecho que en dos encuentros Sergio Rico haya encajado cuatro goles en contraataques del rival, casi el 80 por ciento de los tantos materializados por el Athletic y el Spartak de Moscú (seis en total).

En San Mamés fue el pésimo repliegue después de defender horriblemente mal un saque de banda en contra, algo que se repitió en Rusia en el segundo tanto de los moscovitas, quienes abrieron la cuenta tras una rapidísima contra tras un córner a favor del Sevilla y que firmó el cuarto también en una transición defensa-ataque en la que tampoco funcionaron las vigilancias ordenadas por Berizzo.

Y, como se suele decir, se junta el hambre con las ganas de comer porque el contraataque es la especialidad de Marcelino, el entrenador que le ha cambiado la cara a este Valencia y que en su última comparecencia liguera destrozó al Betis con rápidas transiciones para firmar un demoledor 3-6 aunque con el amago de empate tras un 0-4 que parecía definitivo.

Con cuatro triunfos consecutivos, el cuadro levantinista suma la friolera de 17 goles en otros tantos encuentros. Cinco al Málaga, tres a la Real Sociedad, tres al Athletic y seis al Betis. Y de los últimos 12 goles, más de la mitad han sido mediante contras en las que futbolistas como Guedes, Zaza o Rodrigo ofrecieron auténticas exhibiciones de una suerte que el entrenador asturiano siempre demostró tener muy bien trabajada. Los tres que anotó en Anoeta fueron en contraataques, igual que uno de los que sufrió el Athletic y tres que anotó en Heliópolis.

En cuanto a los enfrentamientos entre Berizzo y Marcelino en sus etapas en Celta y Villarreal, el argentino sale perdedor. El de Quinteles venció claramente en las dos citas ligueras de la campaña 14-15 (1-3 y 4-1) y sólo ha cedido una derrota, el 1-2 de la pasada campaña gracias curiosamente a un gol de Nolito en el minuto 86. El último enfrentamiento entre ambos se saldó con empate sin goles en terreno castellonense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios