La frustración de una perenne comparación

Nadie le mencionó a Monchi en ninguna de las preguntas que se le formularon, ni siquiera él lo nombró, pero la sombra del de San Fernando está constantemente sobre la figura de Óscar Arias, que se quejó del trato recibido por parte de la opinión pública y que negó errores graves en la planificación.

"Desde el principio se ha generado un clima comparativo a pesar de que he tratado de mantenerme al margen. He tenido la sensación de que todo lo que se hacía se comparaba con la etapa anterior. A todo se le ha dado una trascendencia de vida o muerte. He vivido esas situaciones en estos cinco años y no he visto el mismo tratamiento. Entiendo que forma parte de eso y que vosotros hacéis las valoraciones como las percibís, pero se ha llegado en algunas valoraciones a puntos demasiado extremos. A veces se sienta cátedra en situaciones que no son reales y a veces duele, pero entiendo que va en el cargo", puntualizó.

El director deportivo, además, desveló una curiosa conversación familiar. "Cuando surge la posibilidad de asumir la dirección deportiva del Sevilla, mi mujer, que de fútbol sabe poco, me preguntó si estaba seguro, si sabía de dónde venía, si sabía a quién iba a sustituir y todo lo que había ganado el Sevilla", confesó el técnico, que defendió su trabajo con respecto al rendimiento de los fichajes, que han supuesto que el Sevilla haya hecho el mayor gasto de su historia. "De los que estaban el año pasado, dime uno que esté rindiendo bien. Entiendo perfectamente las dudas con los jugadores que han llegado. Creo que es un tema de rendimiento general. Eduardo ha venido con una idea y no ha logrado que haya ese rendimiento. Con el nuevo entrenador si logra instaurar su idea se va a mejorar el rendimiento general e individual".

Sobre Berizzo opinó que su idea no caló. "Las sensaciones que tenemos son que seguramente no hemos sido capaces de dar con la tecla desde el inicio. Creo que tenemos una plantilla con muchas posibilidades, algunos con una gran trayectoria, para dar mucho más. Eduardo tenía unas características muy marcadas técnico-tácticas que en otros sitios, en Chile, en el Celta, han funcionado, pero aquí, por lo que quiera que sea, no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios