sevilla - cádiz | informe técnico

Sin la columna vertebral, las dudas

  • El Sevilla manda en el partido gracias a la distribución de Banega, el equilibrio de N'Zonzi y la movilidad de Correa y Sarabia

  • Con los cambios, volvió el temblor de una zaga muy adelantada

Las imágenes del Sevilla-Cádiz Las imágenes del Sevilla-Cádiz

Las imágenes del Sevilla-Cádiz / Antonio Pizarro

El quite del perdón que buscó el Sevilla ante el Cádiz quedó emborronado por un final que mantiene las dudas. Es verdad que el equipo de Vincenzo Montella mejoró cuando el italiano unió a sus mejores piezas en el centro del campo, N'Zonzi y Banega más la cobertura de seguridad que ofreció Geis en el debut como titular en su puesto, y el ingreso de dos alas dinámicas como Correa y Sarabia. Con ese quinteto y el inquieto Ben Yedder, siempre ofreciéndose y saliendo del área para ayudar a la construcción del juego, el Sevilla superó a un Cádiz que de inicio inquietó a la espalda del flanco de Lenglet y Carole y al final lo hizo al de Mercado y Corchia. En cuanto Franco Vázquez, Muriel y Pizarro sustituyeron a Banega, Ben Yedder y N'Zonzi, aquello se desestructuró. Al final pareció como si el perdón quedase suspendido hasta la cita liguera con el Alavés.

Montella quiere agarrarse a un equipo de seguridad antes de dar rienda suelta a necesarias rotaciones para refrescar. La vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey parecía un momento idóneo para que descansase algún futbolista como Banega, pero le dio continuidad al organizador por delante de N'Zonzi y de Geis. El argentino lleva tres partidos seguidos desde la vuelta de las vacaciones y en Mendizorroza jugará el cuarto en semana y media. Pero sin él, por ahora, no hay luz. Sí se atrevió el napolitano a darle la alternativa a Geis, quien, pese a aquel error grosero que propició el tiro de Barral al larguero, cumplió sin alharacas, demostrando que puede ayudar a dar equilibrio y solidez ahí, en esa zona tan frágil.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

Las espaldas de los laterales, que suben bastante, son dos agujeros que ofrecen vías a un rival más o menos rápido y listo. El Cádiz se aprovechó de ello cuando introdujo a delanteros con más chispa, como pasó en la segunda parte del partido de ida. Carole sufrió a su espalda con Moha Traore. Y Corchia terminó siendo cogido por Álvaro García en la jugada del gol, que dejó retratado a Sergio Rico. De nuevo un buen pase, de Abdullah en esta ocasión, cogió adelantada a una línea que, con Mercado de central diestro, había estado más o menos segura salvo en ese tramo final que hizo temblar el esquema. Algún centro inicial también desnudó desajustes entre centrales y laterales en las marcas zonales.

Ataque

Banega sigue siendo el faro. Distribuyó bajando desde ese puesto adelantado junto a Ben Yedder y encontró en Sarabia y Correa, así como en el delantero, a compañeros ideales para zamarrear al Cádiz con combinaciones, desmarques, posesiones adelantadas. Corchia percutió por la derecha por el hueco que le dejaba Sarabia y Carole por la izquierda apoyándose en Correa. Entre ambos construyeron el 1-0, con una buena combinación diagonal. El balón parado también ofreció vías. Geis, Banega, Sarabia... Hay opciones y siempre casi van un diestro y un zurdo al saque. Así llegó el 2-0.

Virtudes

Calidad para mandar y marcar.

Talón de aquiles

Otra vez los desajustes atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios