sevilla f.c.

Las incógnitas de la banda derecha

  • La sanción de Sarabia, al que viene bien descansar, y la lesión de Jesús Navas dejan sin dueño ese flanco

Sarabia bromea mientras realiza ejercicios con un trineo de pesas. Sarabia bromea mientras realiza ejercicios con un trineo de pesas.

Sarabia bromea mientras realiza ejercicios con un trineo de pesas. / josé ángel garcía

El Sevilla afrontará el partido ante el Real Madrid sin la banda derecha definida. Los dos futbolistas más habituales esta temporada para los dos puestos del flanco derecho, Jesús Navas y Sarabia, están fuera de concurso en el partido aplazado de la jornada trigésima cuarta, que no pudo jugar el Sevilla por disputar ese fin de semana la final de la Copa del Rey. El palaciego sufre una rotura de grado I en el recto femoral (el recto anterior de siempre). No es una lesión grave, pero apenas quedan dos semanas de competición y si acaso podría llegar a la despedida con el Alavés. Parece muy improbable que se recupere a tiempo para el derbi, que se juega el próximo sábado. Y el madrileño vio la quinta amarilla ante la Real Sociedad, si bien estaba pidiendo a gritos un descanso y aparentó que forzó la amonestación: Jaime Latre se la mostró por perder tiempo cuando iba a ser sustituido.

Joaquín Caparrós no es hombre de dejar detalles nada baladíes como el ocupante del extremo derecho ante el Madrid en el aire. Por eso, la amonestación provocada de Sarabia ha de tener truco. Sin embargo, a tres días de la visita del Madrid y sin poder ver qué plan preparará el técnico a partir de hoy, en los entrenamientos a puerta cerrada, se hace difícil echar luz sobre la incógnita de la banda derecha. Porque precisamente Sarabia y Jesús Navas son prácticamente los que se han repartido el rol de extremo derecho hasta que Montella le dio el de lateral al palaciego.

Para sustituir a éste en el lateral ante la Real Sociedad, el utrerano tiró de Layún, que podría haber sido una alternativa a Sarabia de no tener que repetir en una defensa que parece fija... a no ser que alguno de los dos lesionados de la zaga, Kjaer o Corchia, terminen de entrar en el equipo y provoquen un baile de piezas con Mercado y el propio Layún como posibles protagonistas.

Tanto Kjaer como Corchia tienen ya el alta médica, pero ambos llevan mucho tiempo sin jugar. El lateral francés, concretamente, desde el 20 de enero. Participó en la victoria en Cornellá (0-3) cuatro días después de hacerlo en el triunfo catártico del Wanda (1-2). Los problemas en el pubis le han impedido volver a comparecer y la irrupción de Jesús Navas solucionó el entuerto, con Mercado ya como central ante la lesión de Kjaer

El danés, por su parte, no ha jugado mucho más que Corchia pero ha sido muy guadianesco. Diversas lesiones le han impedido tener continuidad, pero también está ya listo para competir... si tiene ritmo, al igual que su compañero de zaga. Su último partido fue el 7 de abril en Vigo, donde se lastimó la rodilla y fue relevado por Lenglet.

En caso de que Caparrós no quiera arriesgar alineando a uno de estos dos jugadores que llevan tiempo sin jugar, no podrá situar a Mercado en el lateral ni a Layún en el extremo. Tendría que tirar entonces de algún mediapunta fuera de su sitio habitual: Correa, Nolito... Incluso Franco Vázquez de forma más heterodoxa.

Y una última solución, que parece más rara tratándose del Real Madrid el rival que visitará Nervión, es acudir a la cantera. A sabiendas de que los flancos del Sevilla carecen de frescura, algo que se volvió a comprobar con el rendimiento de Sarabia y Nolito ante la Real, Caparrós llamó a principios de esta semana a los extremos diestros Pozo y Lara. Sería una solución popular, pero quizá demasiado temeraria. La incógnita está ahí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios