borja lasso. Jugador del Sevilla atlético

"Es una locura, pero nos hemos propuesto llenar el estadio"

  • Aún le quedan tres semanas largas, pero ya dibuja en su cabeza los regates y pases que dará en su vuelta

  • El cerebro del filial repasa la situación de su equipo, el club y sus retos personales

"Es una locura, pero nos hemos propuesto llenar el estadio" "Es una locura, pero nos hemos propuesto llenar el estadio"

"Es una locura, pero nos hemos propuesto llenar el estadio"

Comentarios 0

Con lo que ha trabajado en la sombra para competir con el resto teniendo un físico un poquito por debajo de la media, a Borja Lasso de la Vega Gayán (Sevilla, 1-1-94) lo único que le fastidia de su lesión de rodilla es tener que cumplir los plazos. El filial lo necesita y este chico estudiado (cursa tercero de Periodismo) y tan buena persona vive un momento irrepetible. Diez años desde que llegó al Sevilla procedente del Claret, sueña con el paso definitivo, pero disfruta de lo que tiene tras dar "un gran salto".

"Nunca había tenido una lesión grave y está claro que desde fuera se sufre más. Quieres ayudar al equipo y lo más que puedes hacer es apoyarlo", explica ansioso.

En los test físicos siempre era el peor, pero con el balón las fuerzas se igualaban; trabajando lo he podido compensar"

-Un parón así sirve para reflexionar, encontrarse a sí mismo.

-Te ayuda a valorar el día a día. A mí se me ha quedado una frase que me dijo Bernardo Cruz. Un futbolista para llegar al máximo nivel tiene que pasar por dos cosas, por una lesión y por el banquillo. Espero que ésta sea la más grave que tenga que pasar y por el banquillo en mi primer año también me tocó, así que ya he pasado las dos.

-Además en un año para disfrutar en una categoría que tiene otra dimensión distinta.

-El año pasado nos costó mucho poder llegar hasta aquí y sabíamos las dificultades que íbamos a tener. Teníamos el ejemplo del Athletic B, que lo pasó mal y sabíamos que iba a ser duro, pero confiábamos en nuestras posibilidades y en que íbamos a dar la cara. Lo estamos demostrando, estamos haciendo una temporada espectacular y, bueno, la Segunda es muy larga y vamos a tratar de quedar lo mejor posible.

-Ser el único filial en la Liga 1|2|3 dice mucho del club y del equipo.

-Todos los años se ve que el Real Madrid Castilla o el Barça B gastan mucho dinero, se refuerzan con los mejores jugadores de España, de Europa y del mundo y no lo consiguen. Hay que valorar lo que hicimos el año pasado porque pocas veces lo puede conseguir un filial.

-A nivel nacional el nombre de Borja Lasso está ya por méritos propios entre los mejores. Quizá ha sorprendido porque es un jugador de los que dicen "distinto".

-Hombre, yo creo que he mejorado muchísimo, pero hago el mismo fútbol que hacía el año pasado. La diferencia es que en Segunda hay más repercusión. Yo me estoy encontrando muy cómodo, el cuerpo técnico me ha dado mucha confianza y hasta la lesión lo había jugado todo. También es una categoría diferente, hay mejores estadios, se juega más al fútbol y eso me beneficia a mí también.

-¿Más velocidad en el juego pero a la vez más espacios? ¿Más tiempo para pensar?

-Hay más calidad, eso está claro. Los rivales tienen más calidad, pero también te encuentras con equipos que quieren jugar y en Segunda B eso no lo hay tanto. Y al final te dejan espacios y puedes jugar tú más y en ese toma y daca el Sevilla Atlético quizá reluce aún más.

-¿Tuvo un pie o los dos fuera?

-Estuve a punto de salir del club, pero afortunadamente pude continuar. Estoy muy agradecido a todos, al cuerpo técnico, al míster, a la secretaría técnica, a Monchi, a Miguel Ángel Gómez, a Óscar Arias... Todos me dieron la oportunidad de seguir un año más que además fue el año pasado que ha sido el que más he disfrutado hasta ahora. Esperemos que vaya a más, pero fue espectacular, me ha servido para dar un salto en mi carrera.

-Y es curioso. Los asiduos de la cantera y que han seguido la evolución de Borja valoraban mucho su fútbol, pero siempre había ese pero que los animaba a defender que usted no llegaría.

-Sí, quizá siempre ha habido ese... no se ha dudado, porque tampoco la palabra es dudar, pero siempre se hablaba de mí en el sentido de que sí, que jugaba bien, pero... no sé, siempre había otros por los que se apostaba más de los que jugaban conmigo. Luque, Garrido, Pavón... Yo iba a lo mío, yo sabía que con trabajo podía llegar lejos. Confiaba en mis posibilidades y al final, con todo el cariño que les tengo, ninguno de ellos sigue aquí y yo, mira, estoy en el Sevilla Atlético, he debutado en el primer equipo y estoy en el mejor momento de mi carrera, aunque espero ir a más.

-Básicamente se dudaba de su físico, de sus problemas en las piernas, esa forma de correr...

-Sí, de siempre he tenido eso. Siempre corría un poco con las piernas hacia dentro. Yo recuerdo en infantiles, cadetes, juveniles... hacíamos los test físicos y yo era siempre el que peores números tenía, pero después nos metíamos en el campo y con el balón se igualaban las fuerzas. Luego siempre me he quedado en el gimnasio trabajando más que los demás para que ese pequeño hándicap que cada vez ha ido a menos se compensara. A lo mejor otro tenía que trabajar más la técnica. Era consciente, lo hice y ahora mismo tú le preguntas a cualquiera y cuando me ve jugando no sólo soy uno más sino que me destaca.

-Ahora queda lo más difícil. El salto de profesional a futbolista del primer equipo en un club como el Sevilla es mucha tela...

-Todos sabemos que está a un nivel espectacular y que es muy difícil subir, pero bueno yo trabajo con la ilusión de hacerlo lo mejor posible en el Sevilla Atlético y estar preparado por si la oportunidad llega. Con fichajes cada vez más cerca del máximo nivel mundial uno ni se lo puede imaginar. Pero bueno, estamos ahí y he tenido la suerte de poder entrenar con jugadores como Reyes, Banega, Vitolo, N'Zonzi, Bacca... Aprendes y te exigen más.

-Los primeros que ha nombrado son los que más pueden asemejársele, sobre todo Banega.

-A mí es un jugador que me ha gustado siempre muchísimo. Recuerdo cuando estaba en el Valencia que me encantaba y los dos años que ha estado aquí han sido espectaculares. Cuando he entrenado con él he aprendido mucho y además como persona es un pedazo de tío y se ha portado muy bien conmigo y le tengo un gran aprecio.

-En verano tras el amistoso ante el St. Pauli se podía pensar que Sampaoli iba a tirar más de Borja. Junto con Diego González, para mi gusto, fue el mejor. Y ese fútbol suyo de toque, de buen trato, de último pase... encajaba.

-Nunca había hecho una pretemporada con el primer equipo y sabía que era una oportunidad con un entrenador nuevo, de convencerlo y hacerte un hueco. Allí jugué los 90 minutos y salí muy contento. Luego seguí entrenando, fui a Granada a un amistoso y muy contento y agradecido. Me ha dado la oportunidad de debutar en la Copa y lo que tengo que estar es preparado para cuando me necesiten. Pero en ningún momento he esperado nada más. Yo tenía claro que mi equipo era el Sevilla Atlético y que cada vez que fuera al primer equipo iba a tratar de hacerlo lo mejor posible.

-Su ventaja para el futuro es que el club necesita cubrir las fichas de canteranos para Europa.

-Este año incluso me tuvieron que inscribir a mí en la lista A de la Champions y, bueno, sé que se exige tener canteranos y lo que he dicho, apretaré para si deciden que tenga que ir uno, me elijan a mí. Yo sería el más feliz del mundo.

-¿Inquietud por volver a ganar?

-La Segunda es larguísima, aún quedan 18 ó 19 partidos y si te soy sincero en ningún momento hemos mirado la clasificación, ni cuando ganamos 4 partidos seguidos que nos colocamos ahí arriba ni ahora que estamos en una posición cómoda pero nos está costando ganar. Vamos partido a partido y cada semana es un reto nuevo.

-¿Y la respuesta del sevillismo?

-Cuando el equipo gana llama más la atención y la afición va más a verte, en el caso contrario se enfría un poco. Después de las tres victorias que tuvimos jugamos en casa contra el Elche y ha sido el día que vi más gente un domingo por la mañana. Se llenó Preferencia y Gol Norte entero. El año pasado nos propusimos llenar la ciudad deportiva y en los play off lo conseguimos y este año, llenar el estadio es complicado y será una locura, pero nos lo hemos propuesto también. De aquí al final de temporada lo vamos a conseguir. ¿Por qué no vamos a llevar a mucha gente allí?

más noticias de SEVILLA FC Ir a la sección Sevilla FC »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios