Un 'coach' contra el paro y el abandono escolar

  • La Fundación Valentín de Madariaga acogió la sesión de evaluación del proyecto de Fundación Exit celebrado en la ciudad

Participantes en el proyecto. Participantes en el proyecto.

Participantes en el proyecto. / m. g.

Después del éxito de las ya seis ediciones del Proyecto Coach realizadas en Sevilla, las empresas Axa de Todo Corazón, Ayesa, Emasesa, Endesa, Indra y Persán se han unido a la 7ª edición del programa con el objetivo de mejorar la empleabilidad de jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Durante los dos últimos meses, un total de 42 voluntarios corporativos han mentorizado a 37 jóvenes derivados de nueve entidades sociales y centros educativos: Colegio Safa Blanca Paloma, Fundación Proyecto Don Bosco, IES Antonio Domínguez Ortiz, IES Diamantino García Acosta, IES Gustavo Adolfo Bécquer, IES Inmaculada Vieira, IES Julio Verne, IES Pablo Picasso y IES Polígono Sur.

Esta semana, en la Fundación Valentín de Madariaga, se celebró la sesión de cierre de esta edición, un encuentro entre todos los voluntarios corporativos, jóvenes y tutores de entidades sociales y educativas participantes que compartieron sus testimonios, vivencias y objetivos establecidos en el proyecto.

En paralelo, la Fundación Exit también lleva a cabo el Proyecto Coach en otras ciudades como Alicante, Barcelona, Madrid, Valencia, Palma de Mallorca, Zaragoza, Cádiz, Granada y Lérida.

El ProyectoCoach es una iniciativa de voluntariado corporativo dirigida a empresas socialmente responsables, que busca mejorar la integración laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad trabajando su orientación y motivación para que estos jóvenes continúen su formación y mejoren sus posibilidades de empleabilidad. Tras su paso por el proyecto, el 81% de los jóvenes aprueban el curso y el 93% tienen claro en qué se van a formar para tener un empleo en el futuro.

La Fundación Exit forma a los voluntarios corporativos en técnicas de coaching y mentoring para acompañar durante el proceso a los jóvenes en un recorrido dentro de la empresa. Los voluntarios corporativos adquieren unas técnicas que podrán aplicar en su día a día mientras ayudan a formar a los participantes. Los jóvenes, a partir de un primer contacto con el mundo laboral, encuentran su vocación y entienden la importancia de la formación para poder acceder al mercado laboral.

Los participantes tienen de 16 a 19 años, son derivados por diferentes entidades sociales y educativas y están en situación de riesgo de fracaso escolar. En paralelo, colaboran empresas socialmente responsables que quieren involucrar al personal de la empresa en una acción solidaria.

Según explica una participante del proyecto: "Gracias a este proyecto, estoy aprendiendo a reconocer mis miedos y afrontarlos. Mi coach me ha abierto los ojos en muchos aspectos, me ha enseñado a ver las cosas desde todos los puntos de vista posibles, y a tomar una decisión tras haberla reflexionado bien. También he ganado más confianza en mí misma y ha aumentado mi motivación al ver que con esfuerzo puedo conseguir lo que me proponga". Por su parte, uno de los voluntarios describe que: "Participar en el Proyecto Coach me está resultando muy satisfactorio tanto desde el punto de vista personal como profesional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios